Julio Concepción. Foto de SERGIO MÉNDEZ (Diario de Avisos)

El consejero insular en el Cabildo de Tenerife, Julio Concepción (Podemos), detalla que “las auditorías de las cuentas de las tres sociedades públicas de casinos adscritas al Cabildo de Tenerife relativas a los años 2012, 2013 y 2014, -realizadas por empresas externas-, como el informe del área insular de Intervención de Fondos, del que hice constancia durante las juntas de casinos celebradas el pasado 28 de junio de 2016, recogen irregularidades impermisibles en sociedades públicas como éstas. Por ello, denuncio graves vulneraciones de legalidad en la gestión económica realizada durante los últimos años”.

“Esta vulneración legal que afecta muy negativamente a la solvencia de las empresas que suministran bienes y servicios, resulta difícil de entender, pues las sociedades de casinos tienen liquidez y personal suficiente para atender sus obligaciones económicas en tiempo y forma”, sostiene el Consejero de la oposición, advirtiendo al Grupo de Gobierno en el Cabildo de Tenerife CC-PSOE que “esos incumplimientos de la legalidad vigente afectan a la gestión económica, contrataciones y adjudicaciones de servicios, suministros y personal, incluyendo entre las irregularidades más graves el fraccionamiento de contratos, es decir, las gerencias de estas empresas públicas llegan incluso a adjudicar contratos a dedo, al margen del procedimiento de licitación legalmente establecido”, remarca Concepción. Cita también entre las anomalías, el incumplimiento de los plazos de pago a empresas proveedoras.

El consejero de Podemos detalla que las citadas irregularidades han afectado a prácticamente todos los contratos realizados desde estas sociedades: servicios de limpieza, de restauración, de seguridad y de impresión y publicidad. Y avanza que su formación estudia la posibilidad de emprender acciones legales por estas vulneraciones de la legalidad vigente.

Durante las juntas generales de casinos celebradas días atrás, Julio Concepción también reiteró que los datos económicos de los últimos ejercicios y, sobre todo, de 2016, “confirman la alta rentabilidad de los casinos de Tenerife a pesar de los esfuerzos del gobierno insular de CC-PSOE que preside Carlos Alonso por desmantelar estas empresas públicas para privatizarlas”.

Como subrayó durante las mencionadas juntas, las empresas de casinos cerraron el año 2016 con un incremento de ingresos de más de 500.000 euros y un descenso de gastos de otros 500.000 euros, lo que supone en términos globales que el año pasado la explotación pública de estas empresas obtuvo 13 millones de euros de ingresos. 

“Este grupo de gobierno presume continuamente de su compromiso por las políticas activas y el fomento del empleo, a la vez que anuncia proyectos y convenios millonarios en pro de la reactivación laboral”. Para Concepción, sin embargo, “basta ver lo que está ocurriendo en casinos para comprobar que, a la hora de la verdad, todo eso es propaganda, pues en las empresas públicas que ya generan empleo de calidad y que pueden reducir las listas del paro con un mínimo de buena gestión, lo que hacen es reducir personal e intentar convencer de que empresas públicas como éstas son ruinosas para justificar su venta”.

“El grupo insular de Podemos nunca defendería la creación de empresas públicas de juego, pero lo cierto es que ya existen, están contribuyendo a que las mafias permanezcan alejadas de este sector y, además, a controlar las ludopatías”. Pero sobre todo, concluye, “son empresas rentables que están generando empleo de calidad a pesar de los pesares de CC-PSOE, gobierno que ha propiciado 12 bajas incentivadas de personal durante 2016, y que podrían generar empleo bien remunerado para muchas familias desempleadas de esta Isla”.

Por todo ello, el grupo Podemos votó en contra de la aprobación de las cuentas de las sociedades de casinos relativas al año pasado, punto que salió adelante con el voto a favor de CC-PSOE y PP.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 − 2 =