Estamos en proceso permanente de cambio, y al mismo tiempo somos lo mismo. Parece que tenemos una serie de características básicas que no cambian, pero otras si. Podemos hacernos más voluntariosos, más disciplinados más generosos o más disolutos, nuestras características varían, dependiendo de la visión que tenemos de nosotros mismos y del entorno, de la cultura en la que vivimos. También como consecuencia, cambiamos en función de nuestros actos. Una persona que hace actos bondadosos se convierte en buena.

Pero hay algo en nosotros que no cambia, un fondo ante el que transcurre lo fenoménico y nuestros pensamientos y sensaciones, ese es el espíritu inmortal. Posiblemente el alma, con todas sus cualidades entre ellas las consciencia y la mente si vaya transformándose. Un ser pasa de niño a adolescente, después se convierte en un adulto, en alguien más o menos maduro, y finalmente en anciano, la constante es el cambio dice una de las leyes herméticas. Y de hecho todo transito es la realización de lo potencial en acto, inicialmente surge la idea, la posibilidad, y después mediante la voluntad y la consciencia se va materializando. Todo lo que ocurre es un flujo de causas y efectos, algunas realizadas por nosotros los humanos y otras, la mayor parte, por la naturaleza o por Dios, para quien crea en Él.

Algunos pueden pensar como se dice en el dicho “que no hay nada nuevo bajo el sol”, y que el ser humano es el mismo a pesar de todos los cambios y avances. ¿Pero es realmente así? Antes, la mayoría de los regímenes eran totalitarios, la tortura, la esclavitud, y todo tipo de abusos eran incuestionables, la medicina y el acceso al conocimiento lo disfrutaban unos pocos, y pese a que la situación actual tiene muchas deficiencias, en muchos sentidos parece que hemos avanzado.

Los mesías y avataras han dado fuertes impulsos civilizatorios y espirituales a la humanidad, así como los logros científicos han creado soluciones y posibilidades, no exentas de aspectos negativos y de tremendos riesgos.

Los ideales y los idealistas van guiando al mundo en un camino de progreso, aunque a veces las partes menos desarrolladas del ser humano le hayan llevado a una involución que ha durado largos años. Todo puede resumirse en la eterna lucha entre el bien y el mal, no obstante estos conceptos son relativos, lo que para unos es algo bueno para otros es malo, y surgen luchas y conflictos, y en ocasiones se produce la involución como parte del proceso de la vida, por los errores cometidos, o por la falta de conciencia y valores.

Se dice que un hombre solo no puede hacer nada, pero hoy asistimos a la conexión global, y potencialmente un solo ser humano puede guiar, seducir, manipular o impulsar a grandes colectivos.

Asistimos a movilizaciones, como la del 15-M, o la de los países árabes, y el individuo cada vez es mas consciente de su poder para elegir, y para consumir, poco a poco van surgiendo personas con mas criterio y criticas con un sistema muy mejorable en muchos aspectos, pero pasa como cuando queremos ver crecer un árbol, no se ve el cambio en periodos cortos de tiempo, pero si se observa con la perspectiva de varios años se ven las modificaciones. A lo largo de la Historia, ha habido revoluciones y grandes convulsiones sociales inspiradas por unos pocos, apoyándose en sentimientos colectivos.

El perfeccionamiento de los seres humanos puede acelerarse, pero hace falta una voluntad decidida y una eficaz organización para realizarlo. Si la evolución de los individuos es lenta, también lo es la de la Humanidad, con la educación y la cultura se pueden conseguir grandes logros, y el desafío es ayudar para que cada vez haya más ciudadanos en vez de súbditos, y la sociedad sea un conjunto de socios, más que de gobernados y gobernantes.

La Humanidad siempre ha estado cambiando, se ha pasado de colectivos religiosos a laicos, de incultos a más o menos conocedores, de fanáticos a materialistas, y esto ha sido por distintas influencias, por lo que si cambian cada una de la personas, cambiará evidentemente la Humanidad. Ahora las influencias son difusas, cada uno elije después de su etapa escolar, aquello que quiere ver y escuchar, cuado menos en el mundo libre, pero al mismo tiempo existe la posibilidad de una enorme propagación de lo que muchos consideren útil y bueno, aunque existe también el riesgo de grandes manipulaciones. En el ser humano conviven los instintos primarios y las más nobles cualidades, y la sociedad humana está llena de lo mismo, de grandes contradicciones en la que es difícil que exista totalmente lo positivo y nada de negativo, no obstante queda la esperanza de que poco a poco haya una mejora. La exigencia de algo mejor, no debe quitar la satisfacción por lo logrado.

El problema humano por excelencia en este momento viene de un proceso de transformación en el que cuesta integrar la tradición con el cambio a muchos niveles que se está produciendo. El nuevo paradigma holográfico implica la revolución personal volcando la conciencia hacia dentro para eliminar los bloqueos y los miedos. El modelo de comunicación genera un potencial de acción y de cambio muy fuerte. Las preguntas básicas: ¿Quién soy yo? ¿A dónde voy? ¿Qué quiero hacer?, tienen nuevas respuestas. Ya no se necesitan tanto las estructuras sociales y hay muchas posibilidades de desarrollar el potencial personal de forma colaborativa pero mucho más autónoma.

Se vive un gran eclecticismo, confeccionando cada cual su puzle mental personal. Y es preciso que el deseo sea genuino, debe vibrar con la esencia, no relacionado con la cultura o los estereotipos sociales. Es necesario que este sea realista, es decir que tenga posibilidades de realización. Las resistencias “obstaculizan” la consecución de nuestros deseos a través de las creencias. Recordar lo que nos gustaba de pequeños o de adolescentes nos da la pista de qué nos puede motivar. Después hará falta planificación, trabajo y perseverancia. Es necesario establecer un dialogo con aquello que nos obstaculiza, utilizando la imaginación. Hay que ser consciente de que el dolor emocional es siempre desproporcionado y está sobre estimulado por la mente egoica.

Podemos “respirar” el problema para relajar la mente, ya que si no, ésta, al sentirse incómoda proyecta el problema fuera, o se sume en la autocritica y en la culpabilización. Soltar el problema es dejar que fluya y que el amor a uno mismo cure la herida. Se puede imaginar lo que se quiere, y sentir lo bien que se va a estar, o que se está con eso que se quiere. Una vez que la semilla está plantada, después es necesario ser receptivo a las señales y sincronicidades que seguro aparecerán. Si uno se autoboicotea se puede hacer consciente de cuáles son los elementos emocionales no desarrollados o traumatizados. A veces se necesita confirmar el sistema de creencias que está en la mente para sentirse seguro, pero esto puede ser insano y patológico. Las habilidades sociales y el liderazgo necesitan una guía que se estructure en torno al desarrollo personal y los valores. Se está produciéndose una síntesis del conocimiento, pero ha de adecuarse al carácter de los individuos, ya que hay personas más emocionales o más mentales, de manera que se conecta con un aspecto u otro de la realidad psíquica. La toma de conciencia ya es sanadora, el saber que ocurre algo en nuestro interior, y no huir, sino mirarse al espejo sin miedo y con honradez es un gran recurso de crecimiento que además desarrolla la honestidad, pero a veces ese mirarse a si mismo tiene que ser con ayuda de alguien experimentado porque las imágenes pueden no interpretarse claramente. El muy importante clarificar la intención que es la generadora de la actitud.

Y con buenas actitudes iremos haciendo el camino hacia un futuro más prometedor, más solidario, más humano, en el que el corazón reine y podamos vivir en paz buscando nuestra realización a través de muchos caminos elegidos y entre ellos la ayuda a los demás. Las cosas y las personas tienen el significado que queramos darles pero si le damos poco la vida pierde color y sabor, convirtiéndose en una neblina que no nos deja ver el brillo del Sol.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa Guardia Urbana de Barcelona custodia las urnas para que se utilicen en el 1-O
Artículo siguienteNewton
Presidente de la ONG Paz en Acción, director de Radionuevaera.es, Coproductor del programa Tiempo de Cambio, colaborador de la revista Ser Consciente, coach, empresario, escritor y conferenciante. Tiene un profundo interés por todos los conocimientos humanísticos, dedicándose al estudio de la Psicología, especialmente el análisis de C.G.Jung, mediante una introspección de más de dos años. Su interés por comprender al ser humano y su destino le lleva a estudiar también Filosofía durante ocho años. Se forma en técnicas bioenergéticas durante un año y medio, y meditación, tres años. Es colaborador en periódicos, televisiones y especialmente en numerosas radios. Desarrolla varios productos que comercializa a nivel nacional como: -CURSOS DE AUTOAYUDA (12 TÍTULOS) -REVISTA: EL MUNDO DE LO INCREIBLE –PROGRAMAS: ELIMINE SU ESTRÉS Y VALORES PARA UNA CULTURA DE PAZ -LIBROS: RELACIONES HUMANAS, TECNICAS ÉTICAS DE VENTA y ESTRELLAS DE ESPERANZA. Imparte el taller: SER CONSCIENTE EN EL AHORA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + siete =