Podemos ha registrado una enmienda a la Ley de Garantía y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público Andaluz para que el acceso a los medicamentos quede asegurado como un derecho universal y, como tal, que no suponga ningún coste a las familias con menos recursos. Por ello, la formación morada plantea que se devuelvan todos los copagos a los que han tenido que hacer frente las familias andaluzas con unos ingresos inferiores a los 18.000 euros anuales.

Podemos registró 102 enmiendas al proyecto de Ley que pretenden “blindar el gasto presupuestario para sanidad en un mínimo del 7% del PIB andaluz, reordenar este sector público en base a criterios de eficiencia y mejorar la gestión del mismo incorporando mecanismos de evaluación, control y transparencia“, según ha informado el partido en una nota.

Juan Antonio Gil, portavoz de Sanidad de Podemos Andalucía, ha destacado que las propuestas vienen a dar respuesta a “las principales fallas sistémicas” de la sanidad pública andaluza detectadas en un trabajo conjunto con el mundo académico, universitario y colectivos de profesionales y usuarios.

Las iniciativas presentadas recogen además propuestas para mejorar la atención primaria, planes de atención específicos para pacientes frágiles y polimedicados y programas especiales para personas sin hogar, víctimas de maltrato o abuso y personas en situación de dependencia.

Gestión y transparencia

Además, Podemos incorpora una enmienda para la mejora de las condiciones laborales en las subcontratas del SAS, la puesta en marcha de un plan de auditoría y recuperación de servicios privatizados, así como una iniciativa relativa a las polémicas Unidades de Gestión Clínica, instrumento utilizado por el SAS para generalizar los recortes en el día a día del SAS premiando a los profesionales que menor número de pruebas diagnósticas prescribían a los pacientes. Para Podemos, estas unidades han de incorporar mayores cotas de democratización y transparencia para que no sean utilizadas como instrumento de recorte oculto.

Como mecanismos de transparencia, Podemos incluye en sus enmiendas la rendición de cuentas anual del Plan Estratégico del sistema sanitario público ante el Parlamento; la creación de una oficina antifraude y la protección de los alertadores de irregularidades; y, por último, la obligación de publicar de forma periódica y de libre acceso de todos los datos de gestión sanitaria, contabilidad analítica, estudios epidemiológicos y resultados en salud para el análisis y evaluación de la situación real del sistema sanitario público.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 8 =