Aitor Esteban, el portavoz del Grupo Parlamentario Vasco EAJ-PNV, aseguró en una entrevista en Onda Vasca que la terrible noticia de la muerte del niño Gabriel Cruz Ramírez demuestra  que “desgraciadamente” la incorporación al Código Penal de penas como la prisión permanente revisable, en vigor en este momento, “no evita que se cometan determinados delitos”

Durante la entrevista, y preguntado por las voces que en la sociedad española piden no derogar la prisión permanente revisable, Esteban insistió en que “hay argumentos para defender su derogación” añadiendo “no podemos movernos al albur de circunstancias que ocurran en un determinado momento y de lo que más populista pueda ser”. Así, Esteban ha aseguró que “legislar en caliente, como hizo el PP, no es buena idea, y en estos momentos tampoco lo sería”, y ha afirmó que el legislador “tiene que intentar abstraerse de la venganza y buscar justicia”. “Estamos en un sistema penal que ya contempla 40 años de prisión que pueden ser perfectamente efectivos. ¿Qué se busca, justicia o venganza?”, se ha preguntado.

El portavoz jeltzale aclaró además que este próximo jueves el Congreso no va a debatir sobre la derogación de la prisión permanente revisable propuesta por el Grupo Vasco y aceptada a trámite por el Pleno, sino que abordará las dos enmiendas de totalidad que han presentado PP y Ciudadanos al texto de EAJ-PNV. Tal y como explicó Esteban, ambas tienen el objetivo de evitar que se derogue la prisión permanente revisable, con un aumento de los tipos a los que aplicar esta pena como propone el PP, y con un endurecimiento de las penas dificultando el acceso al tercer grado y los permisos penitenciarios en el caso de Ciudadanos. “Algunos parece que se mueven según viene el viento y que no tienen muy firmes sus bases ideológicas”, comentó Esteban tras recordar que Ciudadanos firmó con el PSOE un acuerdo en febrero de 2016 en el que se contemplaba la derogación inmediata de la prisión permanente revisable.

Por último, Esteban ha lamenta que “se están empezando a olvidar” los avances que en términos de una democracia occidental se asentaron tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial. “La globalización, el miedo al terrorismo global y la sensación de inseguridad están provocando respuestas a costa de menos libertad, y en una sociedad occidental deberíamos ser más firmes defendiendo los valores que logramos asentar a mediados del siglo pasado”, señaló.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Estamos en lo de siempre: querer cambiar la constitución por la puerta de atrás.
    Si hay razones para establecer excepciones a la norma general constitucional, debe modificarse la constitución, pero no hacer trampas.
    Por desgracia, últimamente hemos visto varios ejemplos de ello y esta forma de hacer no conduce más que al caos jurídico. Sin ir más lejos, recientemente se han modificado las funciones y competencias del TC sin modificar la Constitución. Sencillamente disparatado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 9 =