El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban.

El Partido Nacionalista Vasco ha dado un respiro al Gobierno de Mariano Rajoy, al decidir no presentar su enmienda total a los presupuestos generales. Un alivio para el Partido Popular, que desde el PNV han aclarado se trata de conceder “una oportunidad a la apertura de un nuevo tiempo de diálogo político entre el Estado y Cataluña, así como a la restauración de un Govern legítimo”.

Han subrayado eso sí desde el PNV que esto no supone la entrega de un “cheque en blanco al Gobierno español y al Partido Popular para superar el trámite presupuestario”, sino un primer paso para facilitar el diálogo que “hasta ahora ha brillado por su ausencia”.

De acuerdo con la nota que han emitido los nacionalistas vascos esa ausencia de diálogo “ese vacío ha sido ocupado por la judicialización de la política, con los nefastos resultados ya conocidos: representantes de la ciudadanía catalana en prisión o en el exilio, ausencia de Govern, instituciones intervenidas…”. Una situación que consideran “excepcional” ante la cual han decidido “asumir un compromiso activo que facilite vías de entendimiento y proporcione el tiempo necesario para revertir esta situación”.

Con este paso, el PNV abre la puerta a votar en contra de las enmiendas a la totalidad, aunque esta decisión no ha sido adoptada este pasado jueves 19 de abril. Votar en contra de las enmiendas de devolución de las cuentas no supondría aprobar los presupuestos para 2018, sino ganar tiempo para el momento definitivo de la votación de los mismos, a finales de mayo (22 a 24), después de la fecha límite que tiene el Parlament catalán para investir un president y formar un gobierno estable.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + 1 =