El puerto de Barcelona tendrá hoy un buque menos después de que el barco Piolín abandone la ciudad tras 57 días de acoger como residencia a cuerpos de seguridad del Estado que fueron desplazados por Interior para el control del referéndum soberanista del 1-O.

Moby Dada, un buque que abandonará finalmente el puerto hoy a las 12 del mediodía tras 57 días de estancia convertido en un incómodo alojamiento para los miembros de los cuerpos de seguridad del estado que el Ministerio del Interior destacó en Barcelona con órdenes de controlar todo lo que sucediera alrededor del referéndum del pasado primero de octubre.

El puerto seguirá teniendo dos barcos-residencia para policías y Guardia Civil, en Barcelona, pues en cuanto el Moby Dada abandone su amarre en la zona industrial del puerto, este espacio lo ocupará el ferry GNV Azzurra que hasta ahora estaba en el puerto de Tarragona. Inicialmente este buque tiene solicitada su salida para el proximo 12 de enero.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 13 =