El Campeonato del Mundo de MotoGP 2017 promete ser uno de los mejores de los últimos tiempos. Con una parrilla muy completa y competitiva, cada año son más los aficionados a un mundial de MotoGP que esta temporada promete tener unas motos mucho más similares entre ellas. Esto sumado a la presencia de Lorenzo en Ducati y Viñales en Yamaha, amplía a 5 la lista de candidatos que desatarán una dura pugna por un título que va a costar mucho conseguir.

Marc Márquez será el encargado de llevar toda la presión sobre sus hombros. El vigente campeón será, sin ninguna duda, el piloto a batir por el resto de rivales que llegan dispuestos a frenar los éxitos conseguidos por el catalán. Con 3 mundiales de MotoGP en su haber, Márquez no sólo ha igualado la cifra de Lorenzo sino que busca abrir distancias con el mallorquín y acercarse a los registros de su ídolo y enemigo Valentino Rossi. Para lograrlo cuenta con su gran punto a favor, la juventud. Aunque, en ese sentido, Viñales está dispuesto a relegar en un segundo plano el dominio imperante de Marc.

Maverick Viñales llega a Yamaha dispuesto a dar que hablar. Lejos de lograr la estabilidad y tranquilidad que tanto anhela el equipo dirigido por Lin Jarvis, los boxes del ‘25’ y el ‘46’ prometen seguir dando mucho juego mediático. Maverick no solo ha sido el elegido por la escudería de los tres diapasones para sustituir a Jorge Lorenzo y superar los éxitos obtenidos por éste, sino para ocupar el puesto de líder que actualmente ostenta Valentino Rossi. El joven de Figueras posee un estilo de pilotaje muy similar al de Marc Márquez, lo que le posiciona como máximo rival en la lucha por el título junto al piloto de Cervera. No obstante, cuenta con la moto más estable de la parrilla de MotoGP como es la Yamaha M1, un plus extra con el que esconderá sus puntos débiles: la salida y la falta de regularidad durante las primeras vueltas. Pese a ello, su agresividad en pista suscitará intensas refriegas con el propio Márquez, Rossi y Lorenzo.

La marcha de Jorge Lorenzo de Yamaha y su fichaje por Ducati le ha supuesto un punto de inflexión tanto profesional como personal. Jorge parece haber mudado el semblante tenso y malhumorado que le acompañaba durante los últimos dos años por otro más risueño. Defendiendo nuevos colores, nuevo equipo de trabajo (con quien parece tener muy buena sintonía y se muestra participativo) y con Andrea Dovizioso como nuevo compañero de equipo, el piloto mallorquín no está exento de presión y responsabilidad en Ducati. Y no es para menos, pues tiene como gran reto volver a hacer ganadora a la fábrica de Bolonia. Por el momento, su primera toma de contacto con la Desmocedici en Valencia fue notable. Aún así, Lorenzo deberá terminar su período de adaptación así como ir rápido; pues la GP17 está fabricada pensando en su estilo de pilotaje, tal y como indicó el director deportivo del equipo rojo Ciabatti.

Garra, experiencia y ambición unidas a una moto histórica, sumamente rápida y con un proyecto prometedor, dan como resultado una combinación explosiva en donde el mallorquín deberá asumir la responsabilidad de manejar el manillar de una GP17 “dócil y ágil capaz de ganar carreras”, según palabras del ‘99’. No obstante, el piloto español tendrá como tarea mejorar los resultados conseguidos en 2016 ganando carreras, subiéndose al podio y, por qué no, luchar por el Mundial.

Dani Pedrosa tendrá como principal objetivo mejorar los resultados obtenidos durante el pasado mundial, sin duda, su peor etapa desde que dio el salto a la categoría reina. La lesión sufrida en Japón, nada más comenzar la temporada 2016, dio al traste con sus aspiraciones profesionales. Sin embargo, el piloto de Castellar del Vallès ha demostrado en infinidad de ocasiones que tiene cualidades y conocimientos más que suficientes para superarse a sí mismo. Dani puede parecer un piloto conformista, pero lo cierto es que siempre da batalla. Recordemos los espectaculares adelantamientos que protagonizó junto a Rossi para adjudicarse la segunda posición en Aragón 2015, o el carrerón histórico en Misano, con victoria, récord del circuito y exhibición de su pilotaje elegante, preciso y suave. Además, gracias a su experiencia y al hecho de ser uno de los pilotos más completos de la parrilla, Pedrosa volverá a intentar luchar por hacerse con su primer entorchado en MotoGP, título que se le resiste.

Valentino Rossi finaliza esta temporada su contrato con Yamaha y deberá decidir si continuará o no compitiendo en un futuro en MotoGP. Por el momento, su objetivo más próximo pasa por conseguir su octavo título mundial en la categoría reina del motociclismo. Un deseo que muy probablemente se convierta en una quimera inalcanzable. Y es que Rossi ya no va a encontrar en Lorenzo y Márquez a sus máximos rivales y dianas favoritas para lanzar sus dardos, puesto que Maverick llega fuerte y dispuesto a revolucionar el paddock, no para ser el escudero de Valentino. El piloto de Tavullia ha logrado alejar de su territorio y poner distancias con el ‘99’ y el ‘93’, pero no lo tendrá tan fácil con un nuevo compañero de equipo español, ambicioso, agresivo, peleón y con apenas 22 años llamado Viñales, con el que probablemente ‘Il Dottore’ experimente un déjà vu. Pese a ello, y a sus 39 años, Rossi cuenta con experiencia, veteranía y dotes suficientes para afrontar cualquier situación dentro y fuera de la pista.

Después de dos temporadas en Moto2, el piloto barcelonés Álex Rins da el salto a la categoría GP de la mano de Suzuki. En el equipo azul, Rins se desprenderá del número ‘40’ para lucir el ‘42’ y, además, tendrá como compañero de garaje al italiano Andrea Iannone, quien después de 4 años abandona Ducati para emprender nuevos retos. Ambos pilotos tendrán que seguir con el trabajo realizado por Aleix Espargaró y Maverick Viñales y con el aliciente de mejorar sus resultados. La juventud, el hambre y el talento característicos de Álex Rins le sitúan como favorito para convertirse en el mejor rookie de este 2017. Una meta por la que va a tener que batallar duro con Sam Lowes, Jonas Folger y Johann Zarco, siendo éste último su principal adversario para la consecución de dicho galardón.

Sin obviar al resto de pilotos que completan la parrilla –Tito Rabat, Álvaro Bautista, Pol Espargaró, Aleix Espargaró, Héctor Barberá, Cal Crutchlow, Bradley Smith, Jack Miller, Johann Zarco, Loris Baz, Sam Lowes, Jonas Folger, Karel Abraham, Scott Redding, Danilo Petrucci, Andrea Dovizioso y Andrea Iannone-, lo dicho, el Campeonato del Mundo de Motociclismo 2017 se presenta abierto e impredecible en el que todo puede pasar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ocho − 5 =