Al menos cinco abogadas han presentado quejas ante el Consejo General de Poder Judicial contra el juez Francisco Javier Martínez Derqui, –el mismo que llamó “bicho” e “hija puta” a una víctima de malos tratos, por repetirlo de forma reiterada, Las letradas han denunciado “el trato humillante y desconsiderado que dispensa a sus defendidas y también a ellas como letradas”, según ha desvelado la Cadena SER.

El magistrado, presunto misógino por sus actos contra las mujeres, es el magistrado Derqui titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid. En un video también desvelado por la SER se le oía burlarse de la modelo María Sanjuan, víctima de malos tratos, a la que llamó “bicho” e “hija puta” en una vista. El Consejo General del Poder Judicial está investigando al juez después de que María Sanjuan denunciara su comportamiento en el tribunal.

Las nuevas quejas desvelan que el comportamiento del magistrado no es el más adecuado para juzgar casos de violencia machista. En las declaraciones a la emisora, la abogada Diana Carrillo, escribe en su denuncia que “el magistrado cuestionó y puso en duda el testimonio de su defendida, una víctima de violencia de género a la que interrogó duramente y a la que humilló acusándola de forma incierta e injustificada de ocultar el procedimiento civil”. Sostiene la letrada “que la mujer se sintió doblemente agredida y maltratada, primero por su pareja y después por el juez que le denegó además la orden de protección solicitada sin darle ninguna importancia al parte médico de lesiones”.

En su escrito también se “queja del trato desconsiderado que recibió ella misma por parte del magistrado”. Está abogada afirma que “en los casi 30 años de profesión nunca había recibido un trato tan ofensivo” contra las mujeres.

Carrillo finaliza su escrito: “que, ante esta falta de sensibilidad, Derqui no puede continuar como juez especializado en violencia de género porque oscurece además la labor ingente de otros muchos magistrados que hacen bien su trabajo en esta especialidad”. “Su conducta constituye una burla hacia las víctimas, quienes una vez toman la difícil decisión de denunciar se ven humilladas y maltratadas de nuevo”.

Otra abogada Marta Matarredona señala que ha visto a otras compañeras llorando de la sala de vistas de Derqui, humilladas. El magistrado no admite que se le replique y cuya animadversión suele ir dirigida casi siempre a las mujeres.

Esta letrada señala que hay un clara deferencias hacia los hombres en su trato y preferencia que “considera notoria, preocupante, indecente, injusta, inmoral e impropia de alguien a quien se le exige y presume de imparcialidad”. Las abogadas que han tratado con este letrado temas sobre violencia machista coinciden en que el juez Derqui debe ser apartado de la jurisdicción especializada de violencia de género.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + tres =