Petronor ha invertido 22,833 millones de euros en la renovación de los dos compresores de la unidad de FCC (craqueo catalítico), lo que representa la mayor inversión medioambiental de Euskadi desde que la refinería inauguró, en 2011, la Planta de Coque (URF).

El 20 y 21 de septiembre se realizaron las maniobras de izado de los nuevos compresores de FCC, y los trabajos de construcción, que comenzaron el pasado mes de febrero, continuarán hasta la próxima Parada General de principios de 2017.

Estas nuevas máquinas, equipadas con nuevas tecnologías y controles de última generación, supondrán una importante mejora en la fiabilidad, reduciendo significativamente los costes de mantenimiento y minimizando las incidencias. Esta inversión, además, permitirá reducir el consumo energético en más de 36.000 toneladas de FOE (fueloil equivalente) al año, lo que supone reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en más de 80.000 toneladas al año.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 11 =