Este domingo, 12 de agosto, la Unión General de Trabajadores cumple 130 años de historia, la segunda organización más antigua del mundo. Pepe Álvarez lleva más de dos años como secretario general de la UGT cuando concede esta entrevista a Diaro16. Durante la conversación con Agustín Millán nos hace un repaso por estos 130 años y nos comenta sus opiniones sobre el futuro del sindicato para los próximos años, los nuevos retos a los que se enfrentan los colectivos de trabajadores de las empresas digitales, que aprovechan las nuevas coyunturas para restar derechos a los trabajadores. Tiene muy claro que hay que abogar por más derechos sociales, más igualdad, más ecología y más Europa.

¿Qué ha supuesto para la sociedad española estos 130 años de UGT y su lucha por los derechos de los trabajadores?

Cada derecho, tanto desde el punto de vista laboral como social, tenía un ugetista detrás empujando. Hablamos de las vacaciones, de la jornada de 8 horas, de la Huelga General del 1917, que permitió abrir un proceso democrático en el país, incluido del voto femenino.  Hablamos de todas y cada una de las conquistas de derechos que hemos ido construyendo a partir del nacimiento de UGT, durante los primeros años como única organización sindical en España.

¿Qué logros destacaría a nivel internacional?

La UGT contribuyó decisivamente a la creación de una de las instituciones más importantes que hoy existen en el mundo, estuvimos en la fundación de la OIT (Organización Internacional del Trabajo). Largo Caballero fue el representante del sindicato en su constitución, también hemos contribuido al movimiento sindical internacional.

En definitiva…

En el mundo actual, que se ha construido tal y como lo conocemos desde el punto de vista de los derechos y las libertades en los siglos XIX, XX y XXI, la Unión General de Trabajadores ha sido protagonista, en algunos casos sola y, en otros casos acompañada de otros sindicatos. Somos la segunda organización más antigua del planeta, solo por detrás de los británicos, tanto el ámbito de la Unión Europea como en el ámbito internacional.

¿Y que ha supuesto para su sindicato?

La emancipación de las clases populares y la consecución no sólo de los derechos laborales, sino del actual Estado del Bienestar.

¿Qué espera del sindicato UGT en los próximos 130 años?

Los próximos 130 años, como lo fueron anteriormente, serán decisivos para los momentos de cambio en los que estamos. Hay que abordar la globalización como una oportunidad, pero a la vez también entraña grandes riesgos. Depende de cómo seamos capaces de abordarlo, presentará: solidaridad, igualdad planetaria, conservación del medio ambiente, respeto a la mujer y a sus derechos, pero sobre todo acabar con los largos años de historia del trabajo infantil.

¿La crisis supuso una refundación del capitalismo?

Hay seguramente quien quiera aprovechar este momento de crisis para que las cosas vayan todavía peor. Todavía hay una minoría que continúa manteniendo esos privilegios. No hay que olvidar aquella frase de Nicolas Sarkozy de qué “hay que refundar al capitalismo”.  Parece que en estos momentos el capitalismo continúa campando a sus anchas, intentando imponer sus reglas. En esta coyuntura, el sindicalismo tiene retos muy importantes como es el de tener más presencia y más peso, tanto en las instituciones europeas como en las propias instituciones internacionales.

¿Cómo evolucionará el sindicalismo español, europeo e internacional, en la Europa post crisis?

Es la gran asignatura pendiente. Desde la UGT vamos a batallar porque haya más Europa social, y eso quiere decir más Confederación Europea de Sindicatos. La Comisión Europea debe abordar los grandes retos del futuro.

¿Las empresas digitales son un problema?

Hemos visto los problemas que hay con las multinacionales, incluso dentro de la Unión Europea, que intentan aprovechar los espacios que les quedan para perpetrar sus injusticias y no conseguir normas que nos permitan la igualdad dentro de los países de la Unión Europea.

¿Cómo afrontar el futuro de la inmigración?

La inmigración es uno de los retos más importantes que tenemos, no solo la migración por razones de guerra o por razones de falta de libertad, sino también por razones económicas. Yo creo que en ese sentido la Confederación Europea de Sindicatos será clave, pero también los será el sindicalismo internacional.

¿Cuáles son los retos más importantes que tiene el sindicalismo?

Sin un sindicalismo global fuerte, difícilmente vamos a solventar los graves problemas de libertades y de derechos económicos y sociales que vive el continente africano o que vive el continente americano, sobre todo la América Latina.  Esos son los retos más importantes que tiene el sindicalismo en la acción internacionalista.

¿Continua vigente el internacionalismo proletario?

Nosotros nacimos cuando el movimiento laboralista aparecía en el conjunto del planeta y especialmente en Europa. Cuando se empezó a organizar a los trabajadores y hoy tenemos que retomar con más fuerza esa idea del internacionalismo proletario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 4 =