​El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha Considerado “imprescindible” un Pacto de Estado por la Industria. “La industria es un sector estratégico y su contribución al desarrollo del país debe ser fundamental. Se requiere un Pacto de Estado, fruto del verdadero diálogo social, donde se acometa un análisis y debate en profundidad sobre la situación y necesidades de la industria, que englobe y coordine todas las medidas y políticas que inciden en ella”.

Álvarez ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado para informar sobre las medidas necesarias para impulsar la industria en España como motor de la creación de empleo.

Durante su intervención, ha señalado que “la crisis ha puesto en evidencia que los países con una industria más desarrollada han conseguido salir antes de la misma”. Para el líder de UGT, la industria actúa como “motor de la economía en periodos de recuperación”.

Reindustrializar Europa es una necesidad, “como lo es cambiar el modelo productivo en nuestro país que nos permita llegar a un patrón de crecimiento más sólido y estable”, ha señalado en el Senado.

 

Aún estamos a tiempo con el medio ambiente

El Secretario General de UGT ha considerado que, a pesar de que “ya llevamos un retraso que imposibilita alcanzar en 2020 el objetivo europeo del 20% del Valor Añadido Bruto (VAB) procedente de la industria”, “estamos aún a tiempo para redirigir el crecimiento hacia un modelo productivo respetuoso con el medio ambiente, basado en una industria de alto valor añadido, en sectores sostenibles que generen más empleos y de mayor calidad”, ha exigido Pepe Álvarez.

Para el secretario general de UGT, un modelo que “debe acometer los cambios necesarios para adaptarse a la digitalización de los procesos productivos, que refiere una estrategia que actúe en la conversión de la industria hacia una más conectada”.

 

Un proyecto de futuro

Para Pepe Álvarez, este nuevo modelo debe asentarse sobre un “incremento de la estabilidad en el empleo y la cualificación profesional, con una mejor formación profesional; la apuesta por la inversión en investigación, desarrollo e innovación, al margen del ciclo económico; el desarrollo de la sociedad de la información como motor de crecimiento, bajo el paraguas de la igualdad; y una política energética que asegure el suministro, la eficiencia económica y el respeto al medio ambiente“.

Además, ha considerado imprescindible actuar sobre el tamaño de las empresas en nuestro país, aumentándolas, para generar mayor competitividad, calidad en su gestión y orientación internacional; incrementar la presencia internacional de las empresas españolas, abriendo mercados a las exportaciones hacia países emergentes, demandantes de bienes de capitales, intermedios y otros de alto valor añadido; favorecer la financiación, evitando la paralización de proyectos y estrategias industriales; una política de infraestructuras que corrija las deficiencias que aún tenemos frente a los países de nuestro entorno, con la necesaria realización del Corredor Mediterráneo; y la lucha por la sostenibilidad medioambiental.

 

Bajo el paraguas del diálogo social

Todo ello “desde el diálogo social”. La modernización y transformación de la industria requiere la participación de los interlocutores sociales en la implementación de las políticas a desarrollar”.

Pepe Álvarez ha recordado que “se está elaborando un Marco Estratégico de la España Industria, desde la Secretaría General de Industria y de la PYME, que, a nuestro juicio, presenta como problema principal la falta de participación. España necesita un consenso político y social y una implicación del conjunto de las Administraciones Públicas que ese documento obvia en su elaboración”, ha finalizado su intervención.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − tres =