Mientras la Gestora reúne a la intelectualidad de la gauche caviar para realizar la ponencia marco del PSOE, Pedro Sánchez ha decidido retarles abriendo su documento programático a la participación de la militancia y la sociedad. “Todo aquél que se sienta socialista de corazón puede participar en el documento” remarcaba el ex-secretario general. Una vez más pilla al susanismo, de verdad Patxi López es como si no existiera, haciendo política de aparato.

Las cuentas de trolls y prebendados del susanismo y la Gestora dirán que no había más de cien personas en el acto llevado a cabo en el Círculo de Bellas Artes. Pero realmente, sin necesidad de mandatos y autobuses, habría más de 700 personas entre los que estaban dentro del Teatro, los de la sala de columnas y los que tuvieron que quedarse fuera. Personas que llegaron desde Galicia, Toledo, Ciudad Real, Valencia, Euskadi y otros lugares de la geografía española costeándose su traslado. Sin autobús, ni bocata, ni obligación. Quienes allí se encontraban era por propio deseo y por apoyar, en la figura de Pedro Sánchez, un nuevo PSOE.

 

El corpus ideológico del proyecto

Odón Elorza se encargó, con su desparpajo, de abrir el acto. Criticó a aquellos que dicen que sus actos dividen al partido y remarcó que su deseo es “recuperar el orgullo de ser socialistas”. El proceso que se abre, siguió el dirigente vasco, supone abrir a la sociedad un debate necesario y que no se había hecho hasta la fecha. Pero, sin dejarse llevar por el triunfalismo, advirtió también que la “lucha será épica y ética”. Tanto Manuel Escudero como José Félix Tezanos, dos históricos del pensamiento socialista, recordaron que el documento analiza un desarrollo del sistema capitalista y del neoliberalismo que hasta la fecha poco o nada habían tratado los partidos socialistas.

El adversario, algo que repitió Sánchez, es el capitalismo neoliberal y por ello hay que proyectar qué se desea no sólo para hoy sino para las siguientes generaciones. Criticaron la precarización laboral, la exclusión social de millones de personas, la falta de vertebración de España o todas las fallas globales del sistema. Quieren situar al PSOE como una alternativa real porque, como recordó Tezanos, “una sociedad sin alternativas es una sociedad en la que fracasa la democracia”. Y, entienden, que lo que desea la nueva sociedad en un avance democrático en participación ciudadana.

“una sociedad sin alternativas es una sociedad en la que fracasa la democracia”

Cristina Narbona y Margarita Robles expusieron esa necesidad de cambio de rumbo del sistema económico y social desde la perspectiva del feminismo y del ecologismo. La transformación social debe ser femenina y sustentable, sino poco o nada se habrá logrado. Evidentemente existen políticas públicas que son el reflejo de una ideología. Y eso precisamente es lo que presentan, un proyecto ideológico que sea el soporte de políticas concretas, no al revés como hace el conservadurismo español e internacional. Si la izquierda hubiese cumplido su misión, afirmaron, no habría tanto populismo o extremismo. Pero los socialistas pasaron 30 años enfrascados en debates estériles.

 

Pedro Sánchez más demócrata, ahora

Tezanos ya advirtió, antes de la intervención del personaje central, que el PSOE no podía ser un “partido de siervos o súbditos a los que se pide que se callen”. Ni está en la historia del partido, ni es lo que demanda la sociedad. Sánchez ha tomado esa bandera y piensa defenderla hasta el final. Por eso, insistió, el documento es sólo una base para el debate y será enmendado con las aportaciones de todo aquel que lo desee. Además, será el documento que él presente como proyecto a las primarias y que será expuesto para debatir en los procesos congresuales. No dijo si como enmienda a la totalidad o por partes.

el documento es sólo una base para el debate y será enmendado con las aportaciones de todo aquel que lo desee

Una vez expuso cuestiones procedimentales y dio las gracias a los asistentes, Pedro Sánchez criticó a aquellos que, dentro del PSOE y mediante sus órganos de expresión, tachan el proyecto pedrista como un giro a la izquierda. Para él no hay tal giro a la izquierda, sino que desea que el PSOE vuelva a ser “el partido de la izquierda en este país”. De esta forma atizaba a la Gestora y su posible contrincante Susana Díaz en el plano ideológico. Igualmente, frente a las declaraciones en sentido contrario de la condesa-duquesa de San Telmo, exponía que las personas sí importan. Ya que gracias “a la coherencia y credibilidad de la persona que defiende el proyecto, el mismo se valora más”.

Defendió un partido socialista de izquierdas, plural, democrático, federalista, laico, de lucha contra el neoliberalismo, de democratización de las empresas y, especialmente, contra la Gran Coalición. Una gran coalición que ha fracasado en todos aquellos países que se ha implantado. También critico a los poderes fácticos porque ellos no pasan por el control democrático e intentan que el sistema se pliegue a sus deseos. Si llega a proclamar la República las personas allí congregadas hubiesen ido al palacio seguro. Y lo que hizo temblar el apartamento de Felipe González fue que Sánchez abogó por el diálogo con las demás fuerzas políticas de izquierdas manteniendo cada una su autonomía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. ¡¡Rebuznan, luego cabalgamos!!
    Después de cuatro meses en que la Cadena Ser, el periódico el País y, en general, todo el grupo Prisa, ninguneara escandalosamente a Pedro Sánchez, desconociera las reuniones de Dos Hermanas, Valencia, Asturias, Castellón, Zaragoza, Calasparra y Valladolid, y no mencionara ni una sola vez, si no era en chistes, desprecios y descalificaciones, al antiguo Secretario General, hoy, de repente, y tras ver y comprender lo que significaba este movimiento y quien y cuantos tiene detrás, lleva toda la mañana hablando de Pedro Sánchez e intentando por todos los medios escupir sobre su figura.
    Hoy mas que nunca soy consciente de la fuerza de Pedro y de a donde puede llegar.
    ¡¡Animo Pedro.!! ¡¡Limpia las cuadras, aunque para ello tengas que desviar el Guadalquivir!!
    ¡¡NO ES NO!!
    ¡¡¡Están cagados!!!

  2. Yo iría un poco más lejos si cabe. No es ya solamente Pedro Sánchez, ni Pablo Iglesias, sino el cambio que se está cociendo en el subconsciente de la sociedad, soterrado de momento pero imparable. Afectará a la política, a la justicia y a las estructuras de la sociedad en general. Tanto PRISA, los barones del bipartidismo y el emporio neoliberal no saben la que se les viene encima.
    Saludos y suerte, porque estos últimos la van a necesitar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + quince =