En el edificio del World Trade Center en la ciudad de Barcelona se celebró este fin de semana la reunión del Consejo de la Internacional Socialista con una amplia agenda de asuntos y la participación de los principales líderes – Primeros Ministros – socialistas y progresistas del planeta.

Con la presencia de más de 200 delegados representantes de más de 150 partidos políticos de los cinco continentes, se reunió el máximo órgano entre congresos de la Internacional Socialista.

En un ambiente de precampaña ante las  próximas elecciones autonómicas en Cataluña se produjo la intervención de Pedro Sánchez, Secretario General del PSOE, electo Vicepresidente de la Internacional Socialista hace escasos meses en Nueva York, centrada en respaldar al PSC y a su líder Miquel Iceta ante la decisiva cita electoral del 21-D.Tanto Pedro Sánchez como Miquel Iceta  abordaron en sus intervenciones llamamientos a la sociedad catalana a movilizarse en las urnas y posibilitar una nueva etapa basada en la concordia y la superación del proceso independentista.

A su vez, Miquel Iceta, el líder y candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat ofreció un gobierno para la reconciliación y dejar atrás las fracturas provocadas por el secesionismo.

La presencia en Barcelona de los máximos líderes del PSOE y el PSC, acompañados también de los  socialistas españoles David Balsa, uno de los más firmes apoyos de Pedro Sánchez en la Internacional Socialista durante el pasado proceso de primarias federales, y de Héctor Gómez, diputado canario, tuvieron su reflejo en varias de las resoluciones aprobadas en la clausura del conclave socialdemócrata.

Pedro Sánchez en su intervención en Barcelona, en línea con su discurso en Nueva York del pasado mes de julio tras su elección como Vicepresidente de la Internacional Socialista y donde también le acompañaron los socialistas españoles David Balsa y Héctor Gómez, dejó claro el deseo del nuevo líder del PSOE de que el socialismo español desempeñe un muy activo papel en la escena internacional así como en los actuales debates de la socialdemocracia.

Los discursos de Pedro Sánchez en Barcelona y anteriormente en Nueva York, son definidos desde las filas socialistas como el “retorno” del PSOE al primer plano de la escena internacional tras el polémico paréntesis de la Comisión Gestora así como la exposición publica de las nuevas tesis del socialismo español.

Estas nuevas posiciones se perfilan mucho más en línea con sus homólogos socialdemócratas europeos de Portugal, Reino Unido, Alemania, Italia y Francia que las mantenidas anteriormente, durante sus nueve meses de mandato, por la Comisión Gestora y los partidarios de Susana Díaz en los foros internacionales. Especialmente visibles están siendo las diferencias ante temas como los tratados de libre comercio, las relaciones UE-Latinoamérica, la Presidencia Trump en los Estados Unidos, la crisis de los refugiados y otros asuntos de relevancia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − nueve =