Pedro Sánchez promete su cargo sin biblia ni crucifijo

La toma de posesión del ya nuevo presidente del Gobierno añade también la novedad del artículo 114 al tratarse de una moción de censura

Pedro Sánchez acaba de tomar posesión como presidente del Gobierno en un solemne acto ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela sin biblia ni crucifijo.

El propio ex presidente, Mariano Rajoy, ha asistido a esta toma de posesión, junto, como marca el protocolo institucional,  los  presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero,  el ministro de Justicia, como notario mayor del Reino, Rafael Catalá, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y del presidente del Tribunal Constitucional, González Rivas.

Sereno, pero sin contener su gesto de alegría, Pedro Sánchez hacía su entrada al salón donde una Constitución esperaba su compromiso y lealtad con la carta magna.

Como era de esperar, el nuevo presidente del Gobierno prometió su lealtad al Rey y a la Constitución, para inmediatamente recibir la primera felicitación del propio Rey e inmediatamente después la de su antecesor Mariano Rajoy.

Después una foto de familia, donde era patente la tensión en el bando popular. Aún así, han mantenido las formas y el tipo.

Un buen gesto, por fin, el del ex presidente, que con el semblante cansado acude a esta toma de posesión para dar normalidad al relevo en la presidencia del Gobierno.

Tras la lectura del decreto, y la mención a los  artículos  62 y 99, promete su cargo Pedro Sánchez como séptimo presidente de la Democracia. Al tratarse de un relevo en el Gobierno por una moción de censura, algo que nunca había ocurrido en la historia de la Democracia, también ha habido que hacer alusión al Artículo 114.2.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLas injustas penalizaciones a los mutualistas
Artículo siguienteGracias Rajoy por derrotar a Albert Rivera
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

3 Comentarios

  1. Momento histórico que vuelve a levantar la indignación de la derechona.
    No saben perder. Creen que el gobierno es un derecho de pernada

  2. Vendrán los gritos del falso pastorcillo de la fábula para hacer realidad por muchas veces repetida la mentira: igual que con Zapatero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 3 =