Pedro Sánchez, a los pies del puente de Triana, durante su mitin en Sevilla.

Después de la apabullante victoria de Pedro Sánchez en las primarias y los primeros movimientos dados a continuación por el aparato del PSOE de Andalucía, el más numeroso y poderoso del país con más de 45.000 afiliados censados, el secretario general electo está dispuesto a pelear por la única plaza que se le ha resistido en las primarias –sin contar Euskadi– y la más complicada aún para sus afines, dominada de momento de forma casi incontestable por la gran perdedora del pasado domingo 21 de mayo, Susana Díaz. Para ello, Sánchez tiene perfectamente hilvanado un equipo preparado para dar el salto en junio a unas previsibles primarias andaluzas en caso de que no se llegue a un consenso, algo que a día de hoy parece del todo improbable, ya que la principal derrotada, Susana Díaz, no da su brazo a torcer en la única plaza en la que ha salido victoriosa, la suya: Andalucía.

La ex ministra de Igualdad Bibiana Aído se posiciona como posible rival de Díaz en las primarias andaluzas

La lideresa de los socialistas andaluces aún no ha sabido digerir en toda su totalidad la derrota de las pasadas primarias y el significado que el varapalo lleva implícito, de ahí que el primer movimiento que haya ordenado a los suyos haya sido el de adelantar cuanto antes el proceso precongresual del partido en Andalucía. No dejará que transcurra un tiempo prudencial hasta después del verano con el objetivo de que los seguidores de Pedro Sánchez en Andalucía no tengan tiempo material de componer un equipo potente que le haga sombra al perfectamente engrasado de Díaz desde hace años.

Apenas 48 horas después del histórico día vivido por los socialistas españoles, sólo Susana Díaz y sus más cercanos en Andalucía no dan la guerra por perdida, porque la amplia mayoría de los barones e históricos que la han respaldado durante toda esta larguísima campaña de primarias, o guardan un sepulcral silencio aún o directamente se han plegado al dictado de recomponer la unidad y arrimar el hombro al proyecto del nuevo líder.

El equipo de Sánchez ha logrado también un espectacular resultado en Andalucía ya que casi uno de cada tres votantes socialistas ha elegido su proyecto y no el de Díaz. El 31,66% de los militantes andaluces votó a Sánchez, por el 61,16% que votó el ‘100 por 100 PSOE’ de la secretaria general del PSOE-A. Con una diferencia notable entre ambos. A Sánchez lo respaldaron en las urnas andaluzas 3.770 militantes más que avales obtenidos (8.818). En cambio, a Díaz le pasó el caso contrario, fue más avalada que votada en su propio feudo.

La ex ministra Bibiana Aído, junto a la diputada Micaela Navarro, afín a Susana Díaz.

El secretario general no sólo ha logrado unos resultados positivos en el conjunto de Andalucía sino que ha ganado en algunas plazas importantes como la provincia almeriense, la localidad sevillana de Dos Hermanas (con su histórico alcalde, Francisco Toscano, entre sus principales apoyos), Cádiz capital y otras localidades de la provincia como Chiclana de la Frontera, La Línea de la Concepción o la emblemática Alcalá de los Gazules, considerada cuna del socialismo andaluz y agrupación municipal más antigua del país, regida por Javier Pizarro, hijo de Luis, el que fuera número dos de Manuel Chaves en el PSOE de Andalucía.

A Susana Díaz le pasó lo contrario que a Pedro Sánchez el día 21, fue más avalada que votada en su propio feudo

De este municipio es precisamente la persona que probablemente se convierta en la rival de Susana Díaz en caso de que haya proceso de primarias en Andalucía. Bibiana Aído, de 40 años y actual asesora de Naciones Unidas en Nueva York, fue la primera ministra de Igualdad con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero entre 2008 y 2010. Es hija del primer alcalde democrático del emblemático municipio gaditano que da nombre al ‘clan de los Gazules’ y ha respaldado la candidatura de Pedro Sánchez junto a otros históricos dirigentes críticos de la provincia.

Pese a todo, es evidente que con las prisas del aparato socialista andaluz por convocar el congreso regional para los días 28 y 29 de julio se intenta coger al equipo del nuevo secretario general sin capacidad de reacción, algo que no ocurrirá puesto que durante este largo proceso de primarias su coordinador de campaña y principal valedor de los excelentes resultados cosechados en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha ido conformado un listado de fieles que servirá para asaltar el poder de la calle San Vicente, sede del PSOE autonómico, hasta ahora una plaza inexpugnable del aparato.

Pedro Sánchez visitó Alcalá de los Gazules, tierra natal de Aído, en la campaña de primarias.

Gómez de Celis compartió con Susana Díaz sillón de concejal en el Ayuntamiento de Sevilla con Alfredo Sánchez Monteseirín de alcalde, y también una palpable enemistad contenida hasta hoy, pese a que el sevillano –de Triana, bético y seguidor de la Semana Santa como la baronesa– ocupa la dirección de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, cargo nombrado por la propia presidenta andaluza. Así son los inextricables vericuetos de la política.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. NO es de Triana, es del polígono San Pablo y cuando ganó pasta se fue a Triana a la zona rica y ya no volvió más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 20 =