El PSOE seguirá manteniendo en el Congreso, y se prevé que también en el Senado, a susanistas que apoyaron y se comprometieron en las Primarias del partido con Susana Díaz. Hay quien asegura que no hay sanchistas suficientes para cubrir todas las portavocías. Sea lo que sea, lo cierto es que de nuevo con estas decisiones de Pedro Sánchez no ha llovido a gusto de todos. 

Haber apoyado a Pedro Sánchez en las Primarias no ha garantizado a muchas y muchos militantes entregados y avalistas un puesto en la Ejecutiva o cerca del líder, pero peor suerte aún han corrido –aunque quizá sea menos doloroso para ellos por esperado- quienes tienen escaño en el Congreso y el Senado por el PSOE y no votaron a la candidatura del vencedor.

Las lágrimas de alegría de militantes activos la noche de las Primarias, que se agotaron y lo dieron todo para llevar a Sánchez hasta donde está, se están convirtiendo en lágrimas de decepción. Las bases que han dado el poder al líder siguen expectantes sus movimientos con la esperanza de que “esta vez haga las cosas bien”.

Pocos políticos han tenido una segunda oportunidad como Pedro Sánchez. Desde diferentes frentes como Castilla y León, Galicia o Castilla-La Mancha, pero también de otras comunidades, se reconoce una cierta decepción de quien “nos dejamos la piel por apoyarle y ahora parece que resultamos incómodos”.

Apoyar a Pedro Sánchez en las Primarias no ha garantizado un puesto en la Ejecutiva o cerca del líder, lo que ha provocado muchas decepciones

La noche de las Primarias, Diario16 fue testigo de cómo avalistas que lo habían dado todo por la opción sanchista no tuvieron opción ni de entrar a la sede de Ferraz y tuvieron que celebrar su triunfo en la calle. En aquel momento, no les importó. Peor lo han pasado en el Congreso socialista del fin de semana anterior, cuando pudieron darse de frente con la realidad: Pedro Sánchez ni cuenta con ello ni les necesita. Al menos, eso parece.

El PSOE anunciaba hoy las nuevas portavocías en el Congreso sin demasiadas sorpresas. Los afines a Díaz que eran portavoces en las comisiones parlamentarias daban por hecho su relevo, tal y como hizo en su día la gestora con los que entonces apoyaban a Sánchez.

De hecho, ya se ha tomado esa decisión con Antonio Trevín e Ignacio Urquizu, portavoces de Interior y Universidades respectivamente, y lo mismo con otros como Antonio Pradas, José María Barreda y José Juan Díaz Trillo, presidentes de las comisiones de Hacienda, Defensa y para el Estudio del Cambio Climático. Todos han sido destituidos.

Entre los nuevos nombramientos destaca Zaida Cantera, y sorprende especialmente el de Antonio Hernando –probablemente la persona que mejor representó la traición a Sánchez- como portavoz de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional. No menos sorprendente es la del diputado salmantino David Serrada para Defensa, quien no sólo votó la opción de Susana Díaz, sino que la avaló abiertamente en las Primarias.

Por el contrario, muy justo ha sido el nombramiento, entre otros, de la diputada gallega Rocío de Frutos, que todo lo dio en la campaña por Sánchez.

En el Senado también ha habido cambios. El alcalde de Puebla de Sanabria sustituye al catedrático  Francisco Menacho como portavoz de Educación . Además, Óscar López –el portavoz de Patxi López en las Primarias- deja la comisión de RTVE para asumir la portavocía del Asuntos Exteriores.

También ha habido movimientos en la bancada del Senado, colocando, por ejemplo, en el último lugar a la senadora salmantina Rosa López y profesora de la Universidad de Salamanca, y el penúltimo a la senadora de Palencia que estaba en la dirección del grupo.

Parece que en el Senado habrá más movimientos. Tiempo al tiempo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Congreso reúne a los diputados de las Cortes constituyentes 40 años después
Artículo siguienteCifuentes se entrega al World Pride Madrid 2017
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − Doce =