Somos muchos quienes Confiamos en la labor que llevará a cabo Pedro Sánchez. Es imprescindible acabar con todas las rémoras que su partido ha tejido a lo largo de los años. Hace falta borrón y cuenta nueva, tras recuperar lo que algunos sustrajeron de forma il-legal.

Pedro Sánchez debe configurar un equipo de personas capacitadas, con espíritu de servicio. Necesitamos recuperar la alegría de vivir.

Un equipo capaz de trabajar para el bien común, única fórmula de salir adelante, en este mundo extraño que entre todos hemos permitido construir si queremos hacer frente a la incongruencia de quienes piensan solo, en el poder de la economía, del dinero.

Queremos un país donde valga la pena vivir, compartir, amar, trabajar. Donde juntos, podamos decidir nuestro futuro y el de nuestros hijos.

Aspiramos a un mundo de respeto de todos para con todos. Recordemos aquellas palabras de la Internacional que he sacado a relucir en diferentes parlamentos: “Los nada de hoy todo han de ser”.

Deseamos se rodee de gente capacitada para el Diálogo para que Nadie pueda, de forma despótica, imponer su voluntad. Menos aún, disponer de los recursos que entre todos aportamos, sino que redunden al bien común.

Queremos un país donde la Palabra domine todas las mentes. Solo a través de la Palabra acompañada de Educación, construiremos puentes, caminos de bienestar, de esperanza de futuro.

Un Presidente y un equipo que acabe con la privatización de sectores que deben ser públicos para todos: Educación-Sanidad-Vivienda-Trabajo.

Necesitamos un Presidente capaz de acabar con el dominio del PP, negociar con los partidos democráticos el ansiado futuro. Ahora, sumarse a la Moción de Censura que acabe con el PP.

Necesitamos un Presidente que entienda que Catalunya es una Nación y quiere actuar como tal. Nunca, hasta ahora, quienes gobiernan han querido escuchar.

Confiamos en que Pedro Sánchez será capaz de compartir razones, atender a quienes pretenden actuar desde la legalidad. Que no se cierre en banda cual ha hecho el PP.

Un Presidente que de la cara en todo momento y no se esconda cual hizo Rajoy siempre. Que no sea sordo ante la injusticia, ciego ante la corrupción.

El Partido socialista debe ser de todos para todos. Que cada cual lo sienta propio y, desde las diferencias, todos sean respetados.

Que esta gran familia no se disperse. El espíritu de izquierda debe ser respetado, Nunca ninguneado. Flaco favor le haríamos aquel partido creado por Pablo Iglesias, cuando nada era fácil.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × dos =