Tengo razones para sentir un cariño especial por Quique Sánchez Flores. En principio porque fui de los que le hicieron las primeras crónicas en sus inicios en el Pegaso. Después le seguí hasta su fichaje por el Valencia. Un tipo tan sencillo como inteligente.

Hace años que no hablo con él. Pero se acordará de mí, seguro. Y si ya me caía bien, que no tenga ninguna relación, ni la quiera, con Luis Enrique solo me hace tener más admiración por él.

Había derby en Cornellá. No me queda la menor duda de que Quique quería hacerle sangre al Barça. O más bien a Luis Enrique. No lo consiguió. Principalmente porque Jurado, ex del Madrid y del Atlético, hizo un pase que le llevaría a jugar en Regional. Le dejó a Luis Suárez un gol que ni mi sobrino fallaría. En los primeros minutos del segundo tiempo.

Hasta entonces el Español mantuvo la cara ante su eterno rival.  Después vino el segundo gol culé. Tenían el camino franco para asegurar la victoria. Hay bastantes diferencias entre ambas plantillas, aunque  los pericos tengan  nuevo dueño. Me da igual el resultado. Estaba clara la victoria azulgrana y más si les dan dos regalos.

Importa más las ruedas de prensa previas. Cuando preguntaron a los dos técnicos por qué no hubo esa foto ya histórica en la previa de los dos técnicos protagonistas de este derby. Luis Enrique, como siempre, solo dijo tonterías. El entrenador perico fue mucho más inteligente. “El payaso que hay en ti” convertido en best seller gracias a Quique Sánchez Flores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =