Foto de Agustín Millán.

La frase tan recurrida y despreciativa de muchos ciudadanos que exponen: “Yo no soy político”, pero después desde posiciones reaccionarias precisamente hablan de política y se pronuncian en contra de ésta (igual que la de quienes expresan que no son racistas, pero a continuación se manifiestan con posiciones desfavorables hacia los inmigrantes), no tiene sentido y es que la política lo envuelve y determina todo y las posiciones políticas de cada cual, mientras se defiendan sin violencia son todas respetables.

Nadie puede escaparse del deterioro tan grande que se le viene haciendo a la política y en consecuencia al sistema democrático en su conjunto. La desafección y el rechazo que produce la política, tiene unos responsables directos, los políticos y sus respectivos partidos, pero también indirectos que somos todos nosotros, ya que por acción u omisión participamos o consentimos el deterioro y degradación tan grande que se le viene produciendo a la democracia.

El ejercicio de la política debe ser noble, sincero y generoso y es así como lo entiende y practica la gran mayoría de los políticos, especialmente quienes como regidores de medianos y pequeños municipios se ven diariamente con el compromiso de tener que atender a sus convecinos, en los problemas que les afectan y que cada vez son más graves y acuciantes.

El deterioro se produce en la alta política, donde hay más intereses creados, confundiéndose los generales con los particulares. Los dirigentes a esos niveles han creado o modificado las estructuras de sus partidos, haciéndolas a su imagen y semejanza, para poder mediatizar o secuestrar desde las instituciones a sus respectivas organizaciones políticas, mediante la formula de ostentar cargos orgánicos e institucionales al mismo nivel (juez y parte) y predominando este último, con todo el riesgo que como se está demostrando conlleva, no en vano, es el cargo público con el poder que ostenta y los presupuestos que maneja, el que se suele degradar y en muchas ocasiones corromper.

Esas mismas estructuras jerarquizadas casi como de sectas religiosas, que produce docilidad, sumisión y pleitesía al líder, son las que permite que se pueda llevar a cabo otro de los grandes problemas de la democracia: la profesionalización de la política y tener que soportar a políticos a perpetuidad y en muchos casos si la abandonan, es para mediante “las puertas giratorias”, pasar a engrosar la nómina de los consejos de administración de grandes empresas, de sectores y servicios esenciales o claves, que previamente han privatizado como el del abastecimiento de agua o energía y entidades bancarias.

Es patético e indignante comprobar la utilización de instituciones como el Senado, cámara inservible pero que nos está costando anualmente más de 51 millones de euros, para enviar a los políticos decadentes o conflictivos que no saben sus respectivos partidos políticos qué hacer con ellos. Es evidente que por higiene democrática y ahorro presupuestario, esta institución debería ser disuelta.

Faltando a la coherencia y dependiendo si se está en el gobierno o la oposición, los políticos suelen enfrentarse y crispar la vida política y social. Sin embargo, en la defensa de sus intereses particulares, como los relacionados con sus prebendas e incrementos salariales, suelen sin fisuras apoyarse mutuamente.

Todos los partidos políticos tienen grandes carencias democráticas, aunque el PNV es el que menos, precisamente porque no existe compatibilidad entre sus cargos públicos y orgánicos, siendo este el que prevalece y en consecuencia desde el mismo se apoya a sus militantes que gobiernan en las instituciones, para que realicen la mejor gestión posible, pero al mismo tiempo les controlan para que no tengan desviaciones y/o conductas indeseadas. Con toda probabilidad, será por eso que no son conocidos casos de corrupción en esta formación política, que viene gobernando en la mayoría de las instituciones del País Vasco.

Desde las organizaciones políticas se constituyen los diversos poderes: legislativo, ejecutivo y desde éste en el caso de España al no existir separación entre ellos, incluso el judicial. Se hace necesario regenerar y renovar la vida política, empezando por los propios partidos políticos para lograr una Sociedad más democrática, justa, plural, transparente y participativa. En este sentido se debe buscar formulas y aplicarlas para que el articulo 6 de la Constitución se haga realidad y que las estructuras y funcionamiento de los partidos políticos sean realmente democráticos.

La propia Constitución debe ser sometida a revisión y modificación, para que se produzcan los cambios cada vez más evidentes y necesarios, entre otros, que la soberanía radique efectivamente en el pueblo y no nos veamos impotentes ante tantos desmanes, producidos por una determinada casta política, que no le importa erosionar nuestra convivencia y menoscabar la propia democracia, teniendo muy en cuenta que la misma, no debería consistir solamente en depositar cada cuatro años un voto.

Tenemos suerte ya que el PP acoge en su seno a gran parte de la derecha extrema, pero si continúan tantas injusticias, desigualdades y restricciones a la libertad, corremos el riesgo de que aflore o consolide en nuestro país igual que han hecho en otros de Europa, el populismo, la xenofobia y el fascismo. Al margen de cualquier consideración partidaria, los demócratas debemos unirnos y no consentir que por irresponsabilidad o intereses mezquinos, se ponga en juego la democracia y que nos retrotraigan a épocas pasadas, con la perdida de derechos y libertades.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorMiguel Zorita comienza a ser defenestrado en Duro Felguera
Artículo siguienteArniches y Domínguez: La arquitectura y la vida

Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976.
Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972.
Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido).
Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero).
Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT.
Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989.
Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE.
Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria.
Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987.
Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte).
Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

5 Comentarios

  1. Señor Antonio Aguado es un muy desagradable espectáculo el que está dando su país al mundo yo como Mexicana pensaba que las manifestaciones Facistas racistas y ultranacionalistas eran una constante sólo en un amplio sector de la población Norteamericana en grupos como la asociación nacional del rifle , Kukuxclan etc hoy asistimos al espectáculo que da un amplio sector de la población Española con su gobierno Franquista es muy lamentable, nosotros rompimos cualquier relación con el franquismo desde que nuestro presidente Lázaro Cárdenas lo determinó acertadamente hasta la muerte de Franco se reanudaron relaciones y construimos nuestra historia con valiosísimos Republicanos , nuestro gobierno es tan ruin como el suyo hoy en día, pero le aseguro que el sentir del Mexicano de a pie sigue estando de parte de los derechos humanos la cordura y la inclusión, Dios bendiga al pueblo catalán y a los españoles que tienen que padecer a esas ordas de neofranquistas

  2. Si el faraón, iluminado por el dios sol; el emperador guiado por Jupiter: el ayatolah o el papa, todos en su conjunto fallaron al propios y extraños. Qué podremos esperar de una forma de gobierno impuesta por aquel dictador…?
    Mire usted; se decía en los últimos setenta y primeros ochenta: ”si no tienes trabajo métete en la política…”
    Y este mensa calaba hondo y pueden verse sus efectos; de manera clara. Por qué? Porque el partidismo se ha convertido en servilismo; la filiación en la dejación del ejercicio práctico de la autoconviccion y la posición ganada al enemigo se ha confundido en los colores de la bandera. No tenemos un estado de derecho, sólo derecho a votar y los que nos abanderan al frente de la izquierda se rigen por aristocracia y burguesía.
    Les recomiendo una frase de Berthold Bretch en alusión al fascismo y al capitalismo. Al buscarla en la Red encontrará usted un filón de frases geniales de varios autores en torno al este tema como me ocurrió. Por ello no escribo la dirección web.
    Gracias.

  3. Señora María Barrios, coincido con usted acerca del lamentable y desagradable espectáculo que por culpa de la intransigencia se está dando desde España, a través de personas que tienen conductas y comportamientos. nada democráticos o totalitarios.

    Lo peor es que las reminiscencias franquistas siguen siendo una realidad y se permiten estar organizados en asociaciones o fundaciones que incluso lleva el nombre del dictador Franco y se dedican a ensalzar su nefasto nombre y le rinden pleitesía. Algo inimaginable en Alemania con Hitler o en Italia con Mussolini.

    Me ha alegrado y emocionado que mencionara al gran presidente Lázaro Cárdenas y si mira mi perfil que está al final del articulo, verá que fui durante 23 años secretario de la Fundación Juan Negrín, que como usted sabe, fue buen amigo del admirado presidente Cárdenas, que con gran sentido solidario acogió a los exiliados españoles, que fueron muy bien recibidos e integrados por el Pueblo Mexicano en su Sociedad.

    Comunicarle que después de lograr que el mejor hospital de Canarias y uno de los mejores de España, lleve el nombre del Dr. Negrín (Hospital de Gran Canaria Dr. Negrín). La siguiente gestión que realice exitosamente fue que el ayuntamiento de ésta capital (Las Palmas de Gran Canaria) le pusiera el nombre Presidente Lázaro Cárdenas a un parque situado frente al hospital. Creo que ha sido un homenaje muy merecido a estos dos inolvidables hombres, que sin duda dieron grandes y entrañables ejemplos. Le saludo muy cordialmente y deseo lo mejor.

  4. Señor Javier Pérez, ¿que decirle?. Lamentablemente tiene usted toda la razón y eso es lo que he pretendido comunicar a través del articulo.
    Si le parece, le sugiero que lea otros dos publicados igualmente por Diario 16: “socialistas amorfos” y “socialdemócratas, de mirlos blancos a tontos útiles o cómplices”. Inciden en lo que usted muy acertadamente expone.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 14 =