La corrupción es algo que preocupa cada día más a los españoles y así lo pone de manifiesto el último informe del CIS al que ha tenido acceso Diario16. La preocupación por esta situación se ha disparado hasta llegar a ser problema para un 44,8% de los encuestados. Aun así, el paro sigue estando líder y preocupa al 72,3% de los ciudadanos.

El último barómetro del CIS [consulte el sondeo en PDF demuestra, en este sentido, que la corrupción se afianza así como el segundo problema que citan los ciudadanos tras el paro, que preocupa al 72,3% de los encuestados, según esta encuesta que se elaboró entre el 1 y el 10 de marzo, un periodo en el que entre otras cosas se produjo la declaración ante el juez del entonces presidente de MurciaPedro Antonio Sánchez, que dimitió hace dos días por presiones de los populares y decisión del presidente del PP y del Gobierno.

Por el contrario, cada vez son más los españoles que tienen una mejor percepción de la situación económica, ya que disminuye en cinco puntos el porcentaje de ciudadanos a quienes preocupa este asunto (el 22 por ciento frente al 27 del mes anterior), y también hay un mayor optimismo sobre su evolución.

Las pensiones también son un motivo de preocupación para más de un 18% de la población, situación que preocupa especialmente a las personas mayores de 55 años, según el barómetro del CIS.

Ya en el mes de febrero se incrementó el porcentaje de españoles que califican como “mala o muy mala” la situación política, que son ya siete de cada diez, 3,3 puntos más que en el mes anterior. La política va bien o muy bien sólo para el 2,9%, frente al 4,7% que usaba esos calificativos en enero. En marzo los resultados son aun más pesimistas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorShangay, siempre
Artículo siguienteLa cartografía europea post-Brexit
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − Ocho =