El paro, ese problema