El éxito de una campaña publicitaria parece medirse en leds. Mientras más grande sea el dispositivo reproductor de un anuncio, más atractivos resultan los contenidos y mayor es su capacidad de alcance. Por eso los anunciantes más poderosos eligen pantallas led de grandes dimensiones y ubicadas en lugares estratégicos.

Las instalaciones led forman ya parte el paisaje urbano de las ciudades y en determinadas urbes se han convertido en icono. Todo el mundo asocia la plaza Picadilly Circus de Londres a los grandes anuncios en HD y lo mismo ocurre en áreas de Nueva York, Tokio o París. Sin esas pantallas gigante led para publicidad exterior, Times Square no sería lo mismo, y no hablemos de las Vegas o del famoso cruce de Shibuya,  en la ciudad de Tokio.

¿Pero qué hace tan especiales las pantallas led?, ¿por qué nos quedamos hipnotizados ante estos dispositivos? Los motivos son diversos, pero por encima de todo prima la calidad de la imagen.

  • Tecnología punta

Las pantallas led para publicidad incorporan los últimos avances tecnológicos. En Visual Led, una de las  empresas más reconocidas del sector, fabrican dispositivos de alta definición que aportan a las imágenes un nivel de realismo extraordinario. Esa es una de las claves del éxito. Un spot publicitario brillante, emitido en una pantalla de grandes dimensiones, multiplica por 10 su poder de atracción.

  • Variedad de contenidos

Otro punto fuerte de las grandes pantallas led es la posibilidad de crear una programación de contenidos a medida. El propietario puede crear una sucesión de contenidos según sus propios intereses, atendiendo a horarios y tipos de públicos. Por ejemplo, en un centro comercial varía mucho la tipología de cliente en función de las franjas horarias. El software de las pantallas led permite jugar con estas variables, con la finalidad de establecer un vínculo con el espectador lo más estrecho posible.

Los contenidos no tienen por qué ser estrictamente publicitarios. De hecho, cuanto más variados, mejor. Lo que ofrece mejores resultados es realizar una programación variada que incluya desde spots hasta noticias, retransmisiones deportivas o videoclips.

  • Visibilidad a cualquier hora

Las pantallas led son capaces de atrapar al espectador incluso en momentos de máxima luz máxima, pero es por la noche cuando adquieren una dimensión especial. El efecto hipnótico es particularmente visible en zonas donde están en funcionamiento más de una pantalla a la vez. El transeunte camina con la mirada en alto y salta sin pausa de una pantalla a otra.

  • Tecnología de reconocimiento facial

Los avances tecnológicos han permitido llevar hasta el extremo la adaptabilidad de los contenidos de las pantallas led. El software más novedoso es capaz de detectar la tipología de cliente presente en una zona comercial y variar los contenidos para crear una complicidad con él. Es lo que se denomina tecnología de reconocimiento facial, y está ya en marcha en Picadilly Circus.

El sistema se basa en la colocación de cámaras ocultas en el interior de las pantallas. Las cámaras recogen la imagen de los transeúntes, el sistema informático la procesa y empiezan a emitir anuncios dirigidos especialmente al público presente.

  • Las pantallas led más grandes del mundo

La tecnología led se ha instalado en todas las grandes ciudades. Las áreas comerciales de Madrid y Barcelona lucen ya pantallas led desde hace años y la tendencia va al alza. Además, estos dispositivos electrónicos son también una herramienta de información utilizada por los ayuntamientos para difundir mensajes de cara a la ciudadanía.

Pero las pantallas más grandes del mundo no están en España, están en ciudades como Nueva York, Londres o Dubái.

  • Picadilly Circus, Londres

El año pasado, el famoso cruce de Picadilly Circus substituyó sus numerosas pantallas led por una estructura única curvada y de grandes dimensiones. En total mide 790 metros cuadrados, lo que equivale a tres pistas de tenis. Tiene 11 millones de píxeles separados unos 8 milímetros unos de otros y posee una resolución de 4 K (ultra HD).

La pantalla ofrece spots publicitarios, retransmisiones de todo tipo y una información variada. Además, incorpora una red wifi para que los transeúntes puedan conectarse a internet.

  • Calle Fremont, Las Vegas

La ciudad de las Vegas es mundialmente famosa por sus luminarias y su tendencia al exceso. El máximo exponente lo podemos encontrar en la calle Fremont, donde está instalada una enorme pantalla abovedada a 27 metros del suelo. Tiene una longitud de 457 metros y una anchura de 27 m. Los viandantes que caminan por debajo viven en directo un espectáculo de imágenes y sonido e incluso pueden lanzarse en tirolina a lo largo de su superficie.

  • Edificio Burj Khalifa, en Dubái

Este edificio singular acoge la pantalla led más grande del mundo. La pantalla cubre buena parte de la edificación (33.000 metros cuadrados) y se necesitaron 72 km de cableado para poder ponerla en marcha.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =