El Partido Popular quiere elevar los ingresos del sistema de la Seguridad Social «por la vía impositiva», esto es, a través de impuestos. Sería, en principio, de «forma coyuntural», por lo que el nuevo gravamen tendría carácter temporal, hasta que se solucione la situación de déficit e insuficiencia de ingresos que sufre la Seguridad Social, según Daniel Viaña. Lo que probablemente su sucederá dentro de años, ya que no especifican el tiempo.

Así lo propone Gerardo Camps, diputado y portavoz del Partido Popular en la comisión del Pacto de Toledo,  en las jornadas sobre pensiones que Funcas organizó en el Congreso de los Diputados (2017), y así lo desarrolla el ex secretario de Estado de Seguridad Social en conversación con el diario El Mundo: «Si las cotizaciones no son suficientes por el aumento de los pensionistas y la estructura demográfica, hay que completar los ingresos y se puede hacer vía impuestos. Se puede, por ejemplo, destinar parte de los ingresos impositivos que tiene el país, o también crear un impuesto propio como se hizo en Francia».

Esta última opción es similar a la que ya apuntó el PSOE hace cerca de dos años (2015) cuando propuso crear una cesta de impuestos. «Se está pensado más en el modelo francés, donde tienen la contribución social generalizada, que es un recargo sobre una cesta de impuestos», apuntaron en aquel momento fuentes socialistas.

Y, como indica Daniel Viaña, en el mencionado acto en el Congreso, Carles Campuzano, del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), también propuso la introducción de algunos incrementos en el IVA para sufragar los gastos que tiene el sistema. Vamos de mal en peor. ¿Y el dinero evadido desde España por la corrupción no se va a repatriar para solucionar este grave problema y otros similares?

Por lo tanto, existe cierto consenso entre buena parte de las formaciones políticas sobre la necesidad de pagar las pensiones con impuestos, ya que desde Podemos también se ha señalado esta posibilidad. Nosotros, desde luego no creemos que con más impuestos se deban  pagar las pensiones, si no creando miles de puestos de trabajo que no sean basura, puestos de trabajo bien remunerados para que las empresas y los trabajadores coticen más a la Seguridad Social.

El problema de la medida, es que se podría producir una doble imposición ya que los contribuyentes deberían pagar las cotizaciones sociales y, además, el impuesto que eventualmente se crease para completar las necesidades de la Seguridad Social. Lo que es injusto se mire por donde se mire.

Como señalan algunos se podría dar, incluso, la circunstancia de que los pensionistas contribuyesen a pagar sus propias pensiones, y que obliga, por lo tanto, a que se contemplen todas las opciones teniendo claras cuáles serían las consecuencias.

Camps, Campuzano y el resto de la mesa de la mencionada jornada, que estuvo compuesta por María Mercé, del PSOE, Marcial Gómez, de Ciudadanos, y Aina Vidal, de Podemos, coincidieron en que también se debe actuar en los gastos.

Esto podría pasar, tal y como han apuntado diferentes formaciones políticas en la propia comisión del Pacto de Toledo, por hacer que viudedad y orfandad dependiesen de los Presupuestos Generales del Estado. Nosotros preguntamos, ¿por qué las pensiones no se blindan en la Constitución? Amigos lectores, hay que tener las ideas claras y blindarlas constitucionalmente es la solución, para que nadie pueda meter “mano” en la Caja de las Pensiones.

Estas propuestas se producen en un contexto en el que el gasto sube con tal fuerza que, a pesar del crecimiento de la afiliación, el sistema de la Seguridad Social sigue sufriendo un déficit que supera los 16.000 millones de euros.

La misma fuente opina que, de hecho, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reconoció ante la comisión de Presupuestos del Congreso que este año ni siquiera se podrá reducir la décima que estaba prevista en el Plan Presupuestario. Lo único que se conseguirá, por lo tanto, es evitar que la desviación crezca aún más.

A día 1 de noviembre del año que está finalizando, y según los datos que hizo públicos el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el gasto mensual en pensiones era ya de 8.857 millones, lo que supone un nuevo máximo histórico. El dato es, por ejemplo, un 3% superior al que se registró hace 12 meses y si la comparación se hace con la factura de hace 10 años, se observa que el incremento es de un notable 56% ya que entonces apenas llegaba a los 5.650 millones.

Hay que indicar que, el número total de pensiones supera ya los 9,5 millones, de las que más de 5,8 millones corresponden a jubilación.              Precisamente estos pensionistas son, por mucho, los que tienen derecho a una mayor retribución mensual: 1.069 euros. También en este punto se observa que en los últimos años se ha producido un aumento.

No obstante, sirva para finalizar el desasosiego de millones pensionistas ante las medidas que pretenden aplicar con la subida de impuestos, pues si, sin impuestos las pensiones son raquíticas y a muchos miles no les llega para pasar el mes, ¿que les pasará si se tienen que pagar ellos mismos su pensión a base de impuestos?.

Ante estas medidas, y otras similares el malestar es enorme y esto hace que millones de pensionistas hayan sido convocados a manifestarse ante los organismos de la Seguridad Social  por la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema de Pensiones Públicas, así mismos hicieron diversos grupos integrados en dicha Coordinadora. Entre todos buscan soluciones reales a los problemas graves de las pensiones, y éstos deben ya encontrarse.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa indeleble huella del abuso sexual
Artículo siguienteMutismo absoluto de la policía sobre el agente que dio un guantazo a una mujer en plena calle
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

2 Comentarios

  1. Evidentemente ese es el camino fácil. Lo de administrar bien, efectuar inspecciones tanto laborales como fiscales efectivas lo dejamos para otros. Lo de recuperar los dineros públicos gastados en reflotar los bancos y cajas, hacer que no paguen siempre los de más abajo es poco elegante. En cuanto a devolver los importes que se han obtenido de forma ilegal y fraudulenta no hablamos. La corrupción demostrada de los partidos políticos seguiremos pagándola los de a pie con mas impuestos y recortes.

  2. Hace mas de 40 años, cuando empecé a cotizar había unas normas para tener derecho a la pensión, desde entonces tengo que reconocer que los distintos gobiernos, unos mas que otros, alguna vez han subido las pensiones, pero todas las reformas que se han hecho desde entonces han sido para perjudicar al trabajador, cada vez es necesario tener mas tiempo cotizado, cada vez se computa mas tiempo a la hora de calcular la pensión, todo ello perjudica y hoy es peor que hace muchos años. La mayor parte de mis cotizaciones han sido como autónomo, en todos estos años, me han ido cambiando las condiciones, si eso sucediera en un contrato sería fraude, sin embargo este fraude nos afecta a todos y seguimos mudos.

    El tema de las pensiones es una cuestión de voluntad política, como sociedad debemos decidir si queremos que al final de nuestra vida laboral tengamos una vida digna o una pensión de beneficencia como en el franquismo, una vez decidido eso, se tendrá que pensar de donde se sacan los recursos y personalmente creo que debe ser un sistema mixto, por un lado se debe contar con las cotizaciones de los trabajadores en activo y estos deberían igualmente estar pagados dignamente para que puedan aportar, por otro lado el gobierno tiene la obligación de controlar y evitar el fraude, tanto en la SS como en los impuestos, si todos pagamos, todos pagamos menos.

    Se debe reformar la Constitución para garantizar todos esos derechos que solo se mencionan, como el derecho al trabajo y a la vivienda y en esa garantía se deben incluir las pensiones, se debe cumplir la Constitución haciendo una ley impositiva progresiva, de manera que pague mas quien mas tenga y la Agencia tributaria debe estar dotada para impedir la evasión.

    Es mentira que las sociedades mas justas y mas felices sean aquellas en las que hay bajos impuestos, mas bien al contrario, las sociedades mas justas son aquellas en las que se han alcanzado los mejores niveles de igualdad y coinciden con altos niveles impositivos. Los impuestos es la manera mas razonable de igualar las condiciones de vida.

    Las grandes fortunas, las grandes empresas, todos ellos deben aportar a las arcas del Estado en función de sus ingresos y no se puede consentir la ingenieria financiera que permite que una SL familiar pague, en teoría, el mismo porcentaje que las empresas del IBEX y en la realidad, estas paguen muy poco o nada por los recobecos legales a los que los pequeños no tienen acceso.

    Pues eso si como sociedad queremos que nuestros mayores y nosotros mismos, cuando nos llegue el momento, tengamos unas pensiones que nos permitan vivir con dignidad, ya sabemos el camino, exigir nuestros derechos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =