Las recomendaciones de los allegados no se hacen esperar, cosas como no le pongas chupete porque le provocará gases, los cochecitos grandes son los más confortables, entre otras tantas indicaciones que van impregnadas de la vivencia popular y de la experiencia individual, pero que no siempre van de la mano con lo que realmente se requiere.

Afortunadamente hay estudios avanzados que sugieren qué hacer en ciertos casos y sirven para que los fabricantes intenten sacar al mercado productos más novedosos. Así que padres, podéis relajaros y escuchad a los experimentados en el tema, aunque nunca se deberían descartar los consejos de las abuelas.

Creencias populares: no tan cerca de la verdad

Entre los mitos que existen acerca del uso de los chupetes, está el de que pueden provocar malformaciones en las encías del pequeño, cosa que es verdad, pero hay marcas que ofrecen opciones avanzadas de productos especializados que protegerán al bebé de cualquier consecuencia.

Hay un importante porcentaje de padres que optan por utilizar estos objetos, en su mayoría, para calmar el llanto del niño, para que no succione sus dedos o para que logre conciliar el sueño.

Contra lo que muchos detractores puedan alegar, ese simple elemento puede prevenir la tan temible muerte súbita del pequeño, además que funciona como un relajante en casos extremos.

Al respecto, aquí tienes las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre el uso del chupete.

Hay otras recomendaciones específicas del Comité de Lactancia Materna de la AEP entre que las que se destaca el no usar este tipo de accesorios en los primeros días de vida del bebé, sino pasado el mes y si su proceso de lactancia es regular.

En casos de niños que, por una u otra causa, no puedan ser amamantados, es válido utilizar los chupetes, a fin de que se active el instinto de succión, natural en todo infante.

Lo que resaltan los expertos es tratar de no prolongar su uso por más de un año. Si ya decidiste utilizar este producto para tu bebé, los especialistas reiteran que no debe hacerse un hábito y estar muy atento a cualquier reacción que se presente y que pueda ser considerada de riesgo para el pequeño.

En muchos casos los padres, en especial la madre, deberá dejarse llevar por su instinto.

En su propio cochecito

Otro de los artículos necesarios para el nuevo miembro de la familia es un cochecito, necesario para un traslado seguro y de mayor confort.

En este caso, la sabiduría popular indica que los más grandes son los que durarán más y se adaptarán a las necesidades del pequeñín. No obstante y cuando los niños crecen pueden adecuarse a uno de menor tamaño, sin sacrificar la comodidad.

En Maxi-Cosi podrás encontrar una serie de piezas en variedad de diseños, tamaños y precios que te llevarán a decidir qué es lo que más se adapta a las necesidades y al presupuesto de tu familia.

En caso de viajar en coche es necesario y en algunos casos es obligatorio, tener una silla para trasladar al bebé, que debe ser colocada en los asientos posteriores del vehículo, para mayor seguridad del pequeño.

Llevar al chiquitín de paseo es una aventura que podéis disfrutar en familia, para eso se recomienda hacer una compra bien estudiada del coche que se adquirirá. Si no sabes cuál es la mejor, puedes consultar la mejor silla de paseo según tus necesidades en esta comparativa.

Una vez encontrado el cochecito que más se adecue a las necesidades de tu bebé, no olvides tener a mano un bolso para colocar en el cochecito y en el que no pueden faltar biberón con leche materna o fórmula, otro con agua (la hidratación es importante), pañales de tela y desechables, toallitas húmedas para el aseo personal del peque, crema hidratante, aunque sea un cambio de ropa y un termómetro.

Accesorios para todas las necesidades

A medida que el niño crezca irá requiriendo más artículos como un correpasillos, accesorios para adaptarse a ir al baño, entre otros, pero lo importante es tener en cuenta que las necesidades básicas de los hijos no giran en torno a tener o no este tipo objetos, lo determinante es que cuenten con una dieta balanceada (lo mejor es la leche materna en los primeros meses de vida), así como que se les garantice un descanso adecuado y la higiene personal.

Comprar para los hijos el mejor carrito, el chupete más sofisticado, los biberones de ciertas marcas, la ropa moderna o el cochecito más bonito, no les hará más o menos felices. Lo que realmente es importante es el cuidado de los padres y priorizar entre lo necesario y los excesos.

El mejor coche para el bebé son los brazos y piernas de los padres, el mejor colchón es el regazo de su papá o mamá, el chupete ideal es el pecho de mami y la leche más recomendada es la que produce el cuerpo de la madre, así que no te angusties y mentalízate en que lo más necesario para tu pequeño lo tienes a mano.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + 20 =