Ha tenido lugar el primer cara a cara entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del partido popular, Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados. A pesar, de que la ministra de Sanidad, Carmen Montón, está siendo protagonista por su reciente dimisión del cargo provocado por un máster fraudulento, Casado se ha limitado a repetir en bucle el discurso de los populares.

Lo primero que le ha pedido al presidente del Gobierno es que valore la situación política y económica. A lo que Sánchez ha respondido que la “economía va bien y la política mejor” teniendo en cuenta “que ahora mismo en España no gobierna un partido que ha sido sentenciado por la financiación irregular”.

A pesar de que el PSOE, sea el responsable del fraude de los EREs de Andalucía con una cifra que asciende a los 855 millones de euros, los votantes aceptamos los argumentos de los políticos como si de una tabla de multiplicar se tratara.

Por ello, no es de extrañar, que Casado tire de hemeroteca y vuelva a recordarle al presidente de España que “llegó al gobierno sin ganar las elecciones, es más con el peor resultado histórico del partido socialista, el apoyo de los de Podemos, de los independentistas y hasta de los batasunos”.

Sin embargo, Sánchez tiene dónde escudarse y es que “siete años de gobierno del partido popular no se arreglan en 100 días”. Por ello, hasta que pueda arreglarse se ciñe a los datos y recuerda que las “las previsiones que tienen de crecimiento económico para España la Comisión Europea” son positivas y que además, este año se van a crear 455.000 puestos de trabajo.

Puesto que Sánchez ha recordado el número de días que lleva en el Gobierno, Casado le recuerda el número de acciones desde que se convirtió en Presidente. “En cien días hemos visto a cuánto ascendía la hipoteca y, sobre todo el poco plazo que le han dado para pagarla. También hemos visto como acercaba presos batasunos, es decir, los anteriores presos de ETA al dictado de los de Bildu.”

Lo mismo ha pasado con los presos secesionistas “por orden de Torra” subraya Casado y, por último, hemos visto “que además anuncia la subida de todos los impuestos y me imagino que por que se lo ordena Podemos, que este año va a recaudar más de 400.000 millones de euros”.

Además de mencionar que el 31 de Agosto “ha sido el día con mayores despidos desde hace muchísimo tiempo: 360.000”, Casado habla de “la caída de los turistas internacionales más acusada de los últimos ocho años”.

No podía terminar su intervención sin antes mencionar el plato estrella del panorama sociopolítico actual en España: Cataluña y su Diada. Una Diada, que el presidente de los populares califica de “aquelarre independentista” y reprocha que lo único que “escuchamos por parte del gobierno” es “que le gustaría que los presos no estuvieran en la cárcel” y  “que Cataluña es una nación”.

Una actitud que para Casado “ya no es posible” y le exige que “ponga orden en Cataluña”. En este sentido, le recuerda que “si usted no lo hace, o no le dejan, o no puede” se deje “de consultas de autogobierno”.

“Aquí tienes la mayoría absoluta en el Senado para sentarse con el PP, recuperar la legalidad, la concordia de Cataluña y aplicar una vez más la constitución con el artículo 155” continúa Pablo Casado que finaliza su intervención pidiéndole al presidente de Gobierno que deje de actuar como Bismarck en Madrid y como Bolívar en Cataluña

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 4 =