El PP ha relevado en la Diputación Permanente del Congreso a la ex ministra Celia Villalobos, órgano en el que llevaba cerca de 30 años. Una decisión que no ha tomado por sorpresa a muchos: la que fuese ministra de Sanidad y alcaldesa de Málaga prestó su apoyo a Soraya Sáenz de Santamaría durante el proceso de primarias del partido.

Su lugar como miembro titular lo va a ocupar ahora la murciana Isabel Borrego, que ya estaba como suplente y que acaba de ser promovida a la dirección del Grupo Popular. Y aunque la dirección general del partido ha negado que estén teniendo lugar “purgas”, está claro que Pablo Casado está acomodando el PP a su conveniencia.

Además de Villalobos, causan baja de este órgano los diputados Leopoldo Barreda y Ana Madrazo, que eran suplentes. Les sustituyen Jaime de Olano y Valentina Martínez Ferro, que entró en la Cámara relevando a Rajoy,  y Belén Hoyo. Los cambios están recogidos en los últimos boletines oficiales del Congreso.

De momento Villalobos mantiene su escaño y continúa presidiendo la Comisión del Pacto de Toledo, aunque a su alrededor poco a poco todos los miembros de la “era Rajoy” están siendo sustituidos por aquellos afines a Casado. La valenciana Hoyo fue una de las personas que acompañó a Casado a la sede de Génova el día que presentó sus avales para competir en las primarias; el gallego Jaime de Olano, que ya era portavoz de Presupuestos con Rafael Hernando al frente del grupo, ha sido promovido a portavoz adjunto; y Valentina Martínez es diputada por Madrid y está incluida en la dirección del PP regional tras el descalabro de Cristina Cifuentes.

Cambios que hacen temblar a la que en su día fuese la número dos del partido, Soraya Sáenz de Santamaría. Al igual que todos los exministros, conservan su asiento en la diputación permanente, aunque la exvicepresidenta del Gobierno no apareció ayer por el Congreso.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 1 =