HMS Ambush readying to come alongside

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha pedido “explicaciones urgentes” a Reino Unido por el accidente del submarino nuclear de la Armada Real Británica HMS Ambush, que ha colisionado este miércoles con un buque mercante en la costa del Peñón en el transcurso de unos ejercicios de entrenamiento.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha solicitado explicaciones urgentes a la Embajada del Reino Unido en Madrid sobre el alcance de la avería sufrida y toda aquella información que sea relevante en relación con las circunstancias del suceso”, afirma Exteriores en un comunicado.

España tenía pleno conocimiento de la presencia en la zona de este submarino, que ahora se encuentra en el puerto de Gibraltar para ser sometido a nuevos controles, según han informado fuentes del departamento que dirige José Manuel García-Margallo, aunque éste insiste en pedir “aclaraciones oportunas”.

 

El impacto, según ha informado el Ministerio de Defensa británico, ha provocado algún daño externo en el submarino pero no ha afectado a la planta nuclear. Asimismo, el buque mercante tampoco ha reportado daños materiales y no se han registrado heridos por parte de las tripulaciones.

La colisión se produjo sobre las 13.30 horas cuando el submarino británico se encontraba sumergido y estaba realizando un ejercicio de entrenamiento. El submarino británico se ha dirigido al puerto de Gibraltar para ser sometido a nuevos controles y, según el Ministerio británico de Defensa, no se han detectado problemas de seguridad. Las autoridades británicas han abierto una investigación de manera inmediata para determinar las circunstancias de la colisión.

Por su parte, Verdmar-Ecologistas en Acción ha exigido a las autoridades españolas que el Consejo de Seguridad Nacional se desplace “inmediatamente” a la Bahía de Algeciras (Cádiz) para hacer un análisis radiológico de la zona.

El portavoz del colectivo ecologista en el Campo de Gibraltar, Antonio Muñoz, ha cuestionado “qué clase de seguridad” tienen las autoridades británicas, máxime teniendo en cuenta que “los submarinos están obligados a ir por encima del agua una zona como el Estrecho”, donde existe mucho tráfico marítimo y “no pueden emerger de la nada”. Así, ha mostrado su indignación porque “se saltan la normativa a la torera”.

Los ecologistas reclaman un análisis radiológico de la zona, pues “la radiactividad no se ve como los hidrocarburos” y “desconfían” de la información que ha trasladado Gibraltar relativa a que el ‘HMS Ambush’ no tiene afectada la planta nuclear tras la colisión.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =