Un escenario en el que no se había llegado a pensar es lo que ha salido de la reunión de Rajoy y Rivera. El líder de Ciudadanos está dispuesto a negociar un proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017. De esta manera se saldría al paso de la peor hipótesis posible, la prórroga presupuestaria que llevaría a Bruselas a plantearse seriamente una sanción a España por incumplimiento del déficit, de 5.000 millones de euros.

Esa negociación, según señalan los analistas políticos, sería “extremadamente difícil” porque hay que pactar recortes por 15.000 millones, y, a su vez, unos presupuestos sociales que sean aceptados por un parlamento en el que el PP y Ciudadanos no cuentan con mayoría suficiente para sacar adelante esas cuentas.
Pero la situación se puede convertir en muy complicada si de aquí al 15 de octubre, España no toma medidas para convencer a Bruselas de que, esta vez sí, va en serio la contención del gasto y la reducción del déficit.
El otro asunto de gravedad en la actual coyuntura política es el independentismo catalán. Rivera ha propuesto a Rajoy un gran pacto de los partidos constitucionalistas para responder a este desafío.
Ahora falta por saber lo que Rajoy dice sobre estas propuestas y, el desenlace del encuentro que tendrá lugar esta tarde con el Rey.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − tres =