Mi psicoanalista una vez me dijo que cuando alguien habla mucho de algo, generalmente expresa una carencia. Y bien pensado resulta bastante lógico el razonamiento porque cuando alguien pide algo con insistencia generalmente es porque no lo tiene. Ayer en Vistalegre 2 lo que se pedía hasta el paroxismo era “Unidad”. Con ese grito se recibía al más que probable ganador de este Congreso; Pablo Iglesias. Todos los que se acercaron a ese púlpito a declamar sus slogan pedían lo mismo y el público respondía por pura lógica pavloviana. Ha leído bien, he dicho público. Porque eso es lo que había ayer sábado en Vistalegre. Público. No había militantes -ahora degradados a categoría de inscritos- sino público. No había debate, ni contraposición real de ideas. No había mesas para que los militantes, perdón, inscritos pudieran tomar notas. No había votaciones puesto que la gente ya venía votada de casa, y los nunca suficientemente ponderados/as secretarios/as y presidentes/as de mesa (tan necesarios para la higiene democrática de cualquier congreso que se precie de llamarse político) habían sido sustituidos por un simpático presentador de barba kilométrica y su risueña compañera. Será más moderno, más sofisticado, y es innegable que los slogan que venden están menos gastados por la erosión que el tiempo produce en la credibilidad. Pero en lo esencial, lo de este fin de semana en Vistalegre no fue un congreso político sino un evento mediático, más parecido a la Superbowl que a una asamblea de “la gente”. 

Como en un festival de música, la gente que había pagado su entrada religiosamente se agolpaba en la puerta esperando ser entretenida, que es lo que más conviene cuando uno paga por una entrada, perdón, donación. Igual que en el Primavera Sound, los artistas principales ocupaban las horas centrales de la sesión y el público abarrotaba las gradas para escuchar sus canciones favoritas. Sin duda la más coreada en esta versión universitaria de Operación Triunfo era la de “Unidad”. Cada vez que sonaba su melodía, tocaba aplaudir  -sobre todo tratándose de las estrellas del concierto. Pero no todos disfrutaban de la música. A los de Errejón no les hacía tanta gracia, y aplaudían por imperativo. Aplaudían por la pura inercia. La mal fingida cordialidad acompañó el discurso de Errejón, que forzaba sus mejores escorzos para no desentonar en un paisaje plagado de lugares comunes. Su empeño en no ser asimilado al PSOE resultaba ciertamente tierno pero ni siquiera eso fue suficiente para calentar al público, que se había quedado frío recordando las refriegas de las últimas semanas. El escenario no podía ser más propicio para Pablo Iglesias que es notablemente más hábil que Iñigo Errejón en el arte de entretener. Pero sin duda la gran sensación de la jornada fue la pareja formada por Miguel Urbán y Teresa Rodriguez, cuyas soflamas encendían al público casi tanto como las del líder y que dicho sea de paso, aportaron el único contenido político de toda la mañana. Tras las ruedas de prensa posteriores se atisbaba entre los de Errejón una cierta mueca de desazón, infinitamente menos joviales que sus compañeros de las otras listas. Incluso los miembros de la cuarta lista en discordia, Podemos en Equipo, parecían sentirse más cómodos. 

Era turno para las candidaturas a Secretario General. Un trámite que sólo pareció tomarse en serio el primer candidato, Moreno Yagüe, asumiendo su condición de sparring de Iglesias con gran aplomo y seriedad. Sirvió para telonear al plato fuerte del festival; el discurso de Pablo Iglesias como aspirante a la Secretaría General de un partido que representa a 5 millones de personas ha sido probablemente la mayor falta de respeto a la democracia interna a la que yo he tenido el infortunio de poder asistir. Por si hubiesen sido pocos los aplausos recibidos a lo largo de toda la mañana tras la imperial entrada y posterior discurso, decidía hurtar el debate para darse un segundo baño de aplausos, invirtiendo su tiempo de exposición en recordar a todos y cada uno de los miembros de su lista arrancando una cerrada ovación tras otra, dejando la traca final para su última mención; Iñigo Errejón. Aquello fue un misil que alcanzaba la linea de flotación de Errejón. Con el pie cambiado, Errejón no tuvo ni tiempo de darse cuenta de que llegaba tarde al aplauso. El ánimo entre sus filas se desplomaba mientras Vistalegre se caía al grito de “Unidad”, que en ese momento sonaba casi a insulto, a esputo propulsado violentamente contra la cara.  

Los chicos y chicas de Errejón reflejaban el triste augurio de una derrota sonada. Habían metido demasiada carne en el asador, y al parecer no tenían plan B. Comparecían ante los medios como desorientados, como aristócratas desahuciados sin saber muy bien como actuar. Seguían repitiendo las mismas consignas que traían aprendidas de casa, pero sin fe. Llevaban el resultado que se conocería el domingo escrito en la cara y el fantasma de las purgas flotaba encima de sus cabezas. Pablo Iglesias, borracho de ovaciones, indisimuladamente se pavoneaba en su asiento, consciente de su victoria. La sesión del sábado se acercaba lacónicamente a su fin, y el histerismo de la mañana poco a poco se iba relajando. La calma chicha que se vivía en Vistalegre sólo se alteró en un par de ocasiones, con motivo de un intento de escrache que la muy mediática Rita Maestre sufría durante la intervención, y en el momento que Pablo Iglesias decidió darse un paseo por el foso de Vistalegre, en el que una verdadera marea de gente se precipitaba hacia él, tratando de tocarle, como si de un gurú milagrero se tratase. La algarabía fue tal, que Pablo se vio obligado a reconsiderar su paseo y sentarse para permitir que la representante de Anticapitalistas, Gloria Mazarrón, pudiese acabar la exposición de su documento político. 

Suponemos que fue una noche larga para Errejón y los suyos, esperando a que los resultados se hiciesen públicos como vacas dirigiéndose al matadero. La asamblea del domingo no tuvo otro aliciente que conocer los resultados de la cruenta batalla fratricida. Para calentar motores, abrían la sesión los ganadores de las propuestas más votadas por los inscritos. Básicamente se trataba de hacer un repaso por las ya conocidas propuestas de Podemos en base a las cuales se consiguiese aquel esperanzador resultado de las elecciones europeas de 2014, en las que la formación morada ponía patas arriba el mapa político español. Esas mismas propuestas que durante los últimos dos años la cúpula dirigente de Podemos se encargase de matizar hasta resultar irreconocibles. Cosas de la democracia radical del click y el votante virtual. Un público enfervorecido jaleaba todas y cada una de las propuestas como si de verdad fuesen a llevarse a cabo alguna vez. 

Y por fin llegaba el momento en el que el verdadero sentido de este congreso se materializaba. El resultado que los rostros de los errejonistas ya adelantaban en la jornada del sábado, y que la actitud exultante de Juan Carlos Monedero se encargaba de confirmar en el canutazo ofrecido a la prensa hoy por la mañana. Pablo Echenique y Clara Serra subían al púlpito para escenificar una unidad que se antoja ciertamente difícil teniendo en cuenta los resultados obtenidos. Pablo Iglesias se proclamaba Secretario General con un 90% frente a su “no oponente” Moreno Yagüe, al más puro estilo PCUS. La lista de Errejón obtenía alrededor de un 35% de los votos en sus documentos y en la lista presentada, suficiente para formar una corriente opinión pero desde luego muy insuficiente para desafiar al Secretario General del modo que ha venido haciéndolo en los últimos meses. La opción de la corriente de opinión es bastante poco probable dado que las diferencias ideológicas se antojan demasiado tenues por no decir inexistentes. De lo que se puede entresacar de leer los farragosos documentos presentados y vistas las exposiciones de proyecto político, cabe plantearse que las diferencias entre Errejón y Pablo no trascienden del plano personal. Su feligresía sin embargo, si plantea diferencias, aunque quizás no tanto en lo político como en lo sociológico.

En resumen, ante este panorama sólo cabe esperar el modo en el que se van a depurar las responsabilidades por el espectáculo brindado, en un escarnio público más parecido a las peleas de los hermanos Gallagher de Oasis que a la pretendida lucha ideológica que han querido representar, en el que los globalistas de las ONG al servicio del capital han aprovechado para meter a sus caballos de Troya por si sonaba la flauta. Se acababa así Vistalegre 2 con la sensación de que la izquierda de este país ha vuelto a perder la oportunidad de demostrar que existe una verdadera alternativa de gobierno al Partido Popular. No creo que esta fiesta del click retransmitida por streaming vaya a hacer que el PP sienta el más mínimo temor. Para terminar esta desangeladora crónica, y al más puro estilo Rafa Mayoral, quiero recordar aquel lema del 15M que tan bien encaja hoy. LO LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES. 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

15 Comentarios

  1. ¡Que falta de respeto tan grande hacia las personas que allí estaban¡ Espero que los comentarios a este articulo sean muy escasos y acordes a la falta de calidad del mismo. Todos los dias entro a leer Diario16 con el ánimo de incrementar sus lectores. ?podre seguir haciéndolo en lo sucesivo a tenor de lo leido?. Esta portada… ?es información u opinión mal digerida?.
    Cristina, directora de este medio, sigo tus intervenciones con mucha empatia… pero ?crees que así se puede elevar el nivel de Diario16?
    Jamás pense que podria leer un articulo tan desangelado de discernimiento. Triste.

  2. ¿Que más de 155000 militantes decidan el futuro próximo de un partido no es democracia? ¿De qué va usted Sr Sanchez, perdón D. Carlos Sánchez? La jugada se les ha estropeado: Pensaban en un Vistatriste II y una Caja Mágica y se les ha aparecido un VISTALEGRE II y una CAJA TRÁGICA. Que la gestora prepara el tobogán para la acompañante del gaviota, perdón, del charrán mayor lo observan desde cerca incluso los de la ONCE. Sólamente PODEMOS ha hecho que algo cambie en este país pero de momento despacio ( no de PRISA). Ahora vamos a ver cómo resulta la nueva andadura. Lo que está claro es que PODEMOS, sus bases, no quieren mimetizarse con los Ppsoec´s y los tiempos y nuevos vientos harán que estos últimos tengan que seguir la estela de PODEMOS. Algo seguirá cambiando la deriva hasta hace unos años inerte de este país.

    • jajaja k bueno tío. Esto ya va por el artículo, está bien hacer una crítica y tal pero hombre, en podemos los inscritos algo, poco, deciden, en el resto de los partidos no pintan absolutamente nada, en algunos incluso estorban… y sus decisiones molestan tanto que tiene que venir el grupo de tiranos a hacer lo k les sale… y el pp si teme a alguien es a Podemos, a quien seguro que no teme el pp es al psoe y a ciudadanos que gobierna con ellos. Y bueno no dan miedo sólo al pp, dan miedo a los poderosos, que en el psoe hay muchos tb, y muchos militantes y ciudadanos adinerados en general, y no es que lo diga yo, es que es más que evidente en la calle y en los medios de comunicación, tanto en digitales como periódicos normales como en la tv, cuando vemos todos los días el ataque feroz a podemos en los medios escritos o en la tv vemos como el representante de ciudadanos del pp y del psoe unen fuerzas día a día para combatir al que haya de podemos.

  3. Tras la defenestración “digital” de relevantes activos de Errejón este pensó que por la vía del debate y la deliberación podría recuperar terreno, pero calculó mal; en una democracia mediática y con voto telemático la legitimación no se obtiene con razones: se obtiene con “postverdades”.

    • Debate? Deliberación? errejón? dónde? yo he visto pocas ideas y mucha lucha de poder… se ha querido hacer con el poder del partido al estilo susana diaz y ahí tienes razón, calculó mal. Además orientó el debate a ridiculizar a p.iglesias suponiendo los errejonistas que p.i era un pelele al servicio de 4, que él tenía que ser el sg pero que su grupo sus documentos, y por tanto ideas, y demás estaban mal, y debería obedecer mejor a errejón, y seguir siendo el pelele que supuestamente es y mandar obedeciendo, pero a errejón, no a los militantes, o según los errejonistas a 4 de su equipo. pero como mucho el debate de errejón era cambiar a unos amigos por otros y asi no se puede ganar

    • Te contesté pero mi comentario no ha salido, probablemente por mi causa.
      Lo que preocupa a los demás partidos es que cada vez más los militantes (en este caso más de 155000), los adscritos no se contenten con que cada cuatro años les inviten a votar políticamente y se vayan dando cuenta de que la calle, las mareas, las asociaciones de vecinos día a día van dándose cuenta de que democracia es algo más y que no basta con sentirse demócrata un día cada cuatro años.
      Todos los demás partidos se preocupan porque pudiera ser que en un futuro apareciera un partidosleaks para comprobar qué dineros les sustentan y si se han compensado o no con prebendas. Les preocupan que un partido coloque cámaras en las puertas giratorias y levanten las alfombras y disminuyan sus consuetudinarios privilegios.

  4. Al menos saben hacer autocrítica. Y coincide en lo esencial con la de periodistas (Sánchez de D-16 entre otros) que estuvieron allí.

    “Es difícil añadir algo nuevo sobre la Asamblea de Podemos, más conocida como Vistalegre Dos. En realidad, podría haberse llamado Operación Triunfo, porque más que un debate congresual parece que los espectadores están eligiendo al candidato que abandona la Academia. Un espectáculo vergonzoso (para todas las partes), sazonado de un ritual permanente de disculpas y flagelos que no cuestiona las razones de fondo de la situación: incluso Miguel Urbán, seguramente la persona que más ha hecho por evitar este show, ha pedido “perdón” en público, aun sin tener motivos para hacerlo.”

    – See more at: http://www.vientosur.info/spip.php?article12198#sthash.rL1mpNEN.dpuf
    http://www.vientosur.info/spip.php?article12198

  5. Pareció todo demasiado impostado, incluso los Goya tienen más credibilidad. En sintonía con el autor del artículo y su psicoanalista.

  6. Y después de 2000 años aprox. de derecho de pernada nos vende la “soberania de los pueblos de España”

  7. A este articulista se le ha olvidado algún detalle de lo mal que salió el congreso de Vistalegre II. Yo puedo añadir algo que verdaderamente fue insoportable. Lo cuento. Delante de mí se sentó una señora con una pamela de esas enormes que no hubo forma de ver nada de lo que pasaba en el escenario. Tampoco había sitio para cambiarme de asiento. Lo tuve que ver todo por el programa de Ferreras en el móvil. Fue un total desastre.
    También le comunico al susodicho articulista que Inda y Marhuenda están buscando un compañero para ser trío y hacer mejor….el ridículo.

  8. Es bastante curioso como cada vez que alguien le da un merecido rapapolvo a Podemos y sus maneras circenses de hacer política, los acríticos podemitas le llaman fascista, o lo comparan con Inda o Marhuenda. Es bastante patético y pueril. Es casi tan patético y pueril como la comparación persistente con Venezuela. Luego nos quejaremos de la situación, pero con estos mimbres, tenemos lo que nos merecemos.
    Muy de acuerdo con este señor que escribe. Si no nos dejáramos tomar el pelo por mercachifles y falsos profetas, mejor nos iría en la izquierda española. A juzgar por el comportamiento de los hooligans de Podemos en las redes, resulta bastante obvio que estamos bastante lejos de salir de esta situación infame.

  9. Interesante crónica, pero me quedo con la duda de saber a qué se refiere el autor con lo de los ‘globalistas de las ONG al servicio del capital’? Alguien podría aclarar ese punto?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 6 =