Resulta poco probable que en cualquier debate, discusión o charla entre políticos, escapemos a involucrarnos a dar nuestra opinión sobre la dramática situación en la que nos desenvolvemos. No es menos cierto que tenemos que ser conscientes de que esta obcecación tiene una razón de ser que nos lleva hacia lo más profundo de nuestra amada tierra, Extremadura, y de nuestros queridos paisanos.

Valga como prueba un ejemplo. Esta semana que acaba de comenzar se han iniciado los contactos para que se puedan llevar a cabo, con fecha 1 de enero de 2017, los Presupuestos regionales de la Comunidad. Es, como se ha dicho tantas veces, la política hecha números. Podremos elaborar bellos discursos pero sin la prosa de las cifras en el Diario Oficial de Extremadura, de nada sirven.

Cuando te preguntan sobre si piensas que se va a repetir una situación semejante a la del año anterior, mi respuesta es que el entorno es totalmente diferente. Por un lado, se cometieron algunos errores en el proceso que se están intentando subsanar desde el primer momento. Por otra parte, el elemento primordial es la ofuscación que nos rodea al estar contaminados por la falta de gobierno nacional y el envenenamiento que rodea su negociación.

De esta forma la venalidad con la que la derecha intenta hacerse notar ante la opinión pública, presionando a las fuerzas que podrían estar cerca de la solución, hace que las posturas se enroquen cada vez más. A lo que suma que afecten a cualquier tema en el que tengan que intervenir los actores políticos.

En síntesis, la postura del PP, Podemos y Ciudadanos en Extremadura sobre los Presupuestos regionales puede que tenga poco que ver con los intereses de la gente y mucho con las posturas de sus líderes en Madrid. Así, se explicará la contundencia de la derecha con sus exigencias, el recurso al presunto pacto entre los “grandes” de los podemitas o ese ponerse de perfil constante de Ciudadanos. Eso sí, pese a las dificultades, que nadie dude, hablaremos, porque, sencillamente, se trata de Extremadura.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − dieciocho =