Ilustración de Kike Lucas.

La llegada al gobierno estadounidense de Donald John Trump, quien desde el 20 de enero es el 45° Presidente de los Estados Unidos trajo consigo numerosas consecuencias, entre las más notorias el confirmar que hay políticos que hablan con claridad y pueden ser electos, a diferencia de lo que afirmaba el ex Presidente Menem quien señaló años atrás que ‘si yo hubiese dicho lo que iba a hacer, nadie me hubiera votado’, y por si esto fuera poco, hacen lo que prometen, aunque pueda no gustarnos lo que prometen.

Y en los últimos días se conocieron muchas de estas medidas, fundamentalmente relacionadas con los tres ejes de campaña del republicano, inmigración, medioambiente y comercio exterior… y tras ellas arreciaron las críticas de diversos puntos del planeta respecto a la nocividad que tendrían a futuro, pero hay una de ellas que sorprendió por quién la pronunció y por la gravedad de sus palabras, la del ex líder soviético Mijaíl Gorbachov.

Afirmó el ex líder soviético que ‘La amenaza nuclear parece real una vez más (…) Las relaciones entre las grandes potencias han ido de mal en peor desde hace varios años. Librar al mundo de ese miedo hará que la gente sea más libre. Por ello debería ser un objetivo en común. Así otros problemas serían más fáciles de resolver’ y lo que hasta hace poco veíamos en películas o en hipótesis de conflicto irreales comienza a ser más probable.

Hoy en día, Donald Trump tiene bajo su poder y responsabilidad el arsenal nuclear estadounidense, por lo que las palabras de Gorbachov, que sin dudas fueron metafóricas, corren peligro de convertirse en una cruda realidad.

La brutalidad con la que el Gobierno Trump ha avanzado en el cumplimiento de sus promesas de campaña, incluso en desmedro de políticas históricas de Estados Unidos en materia de Relaciones Exteriores ponen en un cono de sombra el porvenir sobre la cuestión. En poco más de una semana avanzó en la construcción del muro en la frontera mexicano-estadounidense y puso a las relaciones bilaterales entre estos dos países en su peor momento en décadas tras la cancelación de la cumbre prevista entre ambos Presidentes como respuesta mexicana al accionar estadounidense, excluyó a su país del Acuerdo Transpacífico y sus otrora socios comerciales giraron su vista a China y la situación amaga a convertirse en más compleja de lo que parecía inicialmente.

Está claro que Trump está dispuesto a avanzar de acuerdo a sus convicciones caiga quien caiga, y en ese contexto las palabras de Gorbachov son preocupantes. Como preocupante es el saber hasta qué momento la ciudadanía, que mayoritariamente votó contra Trump, quien efectivamente fue derrotado cuantitativamente en las pasadas elecciones, tolerará este tipo de medidas.

Al día siguiente de la asunción presidencial una masiva marcha de mujeres opuestas a las políticas impulsadas por el novel Presidente reunió a millares y millares de personas. ¿Qué ocurrirá cuando las consecuencias de las políticas implementadas por la nueva Administración pasen factura en términos económicos? Afirma Gorbachov que es fundamental ‘financiar las necesidades sociales esenciales de las personas’ y en cambio de hacer esto ‘el gasto militar es cada vez mayor’.

Y continuaba diciendo que al escuchar a los líderes mundiales, con discursos cada vez más violentos y belicistas ‘parece como si el mundo se estuviera preparando para la guerra’. Y es cierto, el avance de posiciones políticas extremistas que de manera xenófoba excluyen al diferente es cada vez más importante en el mundo, y la elección de Trump no es más que el mascarón de proa de lo que, poco a poco, pareciera convertirse en una oleada mundial.

Pese a todo el cambio está en nuestras manos, como ciudadanos debemos accionar para que esto no ocurra, como ciudadanos tenemos que poner lo mejor de nosotros para transformar este mundo en uno mejor.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − Diez =