La Dirección General de Inspección y Ordenación de la Comunidad de Madrid ha ordenado “el cese inmediato” de las actividades de atención farmacéutica domiciliaria que venía llevando a cabo la oficina de Farmacia del municipio madrileño de El Boalo.

Según reconoce la Dirección General de Inspección y Ordenación de esta comunidad autónoma tras sus investigaciones, esta actividad “se ha implementado sin colaboración alguna con los profesionales de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS)” ni con la autorización de la Administración Sanitaria.

La farmacia cobraba de forma fraudulenta, entre 2 y 6€ a los usuarios por unos servicios que, de forma totalmente gratuita, desarrollan las enfermeras de los Centros de Salud públicos. A la cantidad que cobran directamente a los usuarios hay que sumar otra suma, hasta 40€ de coste medio, que sale del presupuesto público del Ayuntamiento de El Boalo.

Desde el sindicato de Enfermería, SATSE Madrid lo califican de “despropósito” . Ellos mismos ya denunciaron a esta farmacia publicitada como pionera por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid en lo que podría ser la futura Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid, considerando que podría estar incurriendo en un posible delito de intrusismo profesional ya que ofertaba servicios y cuidados a los que no tenía autorización.

A su juicio, es un “despropósito” puesto que genera un doble gasto público “con la única finalidad de financiar a una empresa privada: la oficina de farmacia”. Por ello, el sindicato considera que “esto no es optimización de los presupuestos es, simplemente, sustituir un servicio modélico, como el que ofrecen los profesionales sanitarios de los centros salud, por otro que sólo busca un beneficio económico y que no ofrece mejora ninguna en la prestación sanitaria”.

Además, dichos servicios podrían, en opinión de esta organización sindical, generar graves problemas sanitarios al sustituir la labor del seguimiento sanitario del SERMAS por el de una empresa privada que no tiene acceso, por ejemplo, a la historia sanitaria de los pacientes.

 

*Fotografía: Por error utilizarmos para ilustrar este artículo una foto que nada tenía que ver con el contenido del mismo, pedimos disculpas públicamente a las personas que aparecían en la anterior fotograría.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. No se puede tergiversar más una noticia y tener más mala baba. Por qué no dicen, palabras del Alcalde, que jamás había pasado nadie a ver a domicilio a estos pacientes, ni antes ni después de la denuncia?
    Por qué no se dice que todos los datos recogidos eran comunicados a su médico?
    Es necesario disponer de la historia clínica para controlar cifras de PA, glucosa o enseñar a manejar un medicamento?
    Por qué no se ha informado la periodista de la opinión de los pacientes?
    Lamentable

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + ocho =