La obesidad infantil en España sigue siendo un problema de salud pública, como demuestra el estudio realizado por ALADINO (Estudio de Vigilancia del Crecimiento, Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad en España, 2015) en el que se desprende que el 41,3% de los escolares entre 6 y 9 años padecen obesidad o sobrepeso.

La Comunidad de Madrid está llevando a cabo un estudio liderado por el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados IMDEA Alimentación para la detección precoz de la obesidad infantil, así como la adopción de una serie de medidas para que puedan prevenir su desarrollo.

Se trata de un estudio pionero en nuestro país en el que participan 300 alumnos y alumnas de 1º y 2º de Primaria de seis colegios de la Comunidad de Madrid. El proyecto, que se está desarrollando desde el pasado mes de marzo, consta de varias fases de estudio.

La primera de ellas consiste en anotar las mediciones iniciales de peso, talla y porcentaje de grasa corporal, además de una muestra que determina el perfil genético de estos alumnos de entre 6 y 9 años de edad. Estas mediciones se repetirán cada año para comprobar que las medidas adoptadas son las adecuadas.

Los estudiantes a los que se les realizan estas mediciones, son divididos en dos grupos, uno de control y otro de seguimiento; a los que participan en éste último se les asigna una serie de actividades para prevenir la obesidad y fomentar un estilo de vida saludable. La primera fase del estudio finalizará en 2021 cuando estos alumnos alcancen las edades comprendidas entre los 10 y 11 años.

La Comunidad de Madrid junto con IMDEA está realizando un estudio para prevenir la obesidad

Para conocer los avances del estudio, el consejero de Educación, Juventud y Deporte, Rafael van Grieken, ha visitado la sede del IMDEA Alimentación y se ha sometido al programa del chip ‘Forhealth’, el cual permite conocer el perfil personal en relación a la tendencia al desarrollo de las enfermedades crónicas fuertemente vinculadas a la alimentación y diseñar unas pautas dietéticas precisas para su prevención.

En el programa ‘Forhealth’ participaron un total de 1.700 voluntarios y voluntarias, gracias a los cuales se pueden obtener chips -o agrupaciones genéticas auténticas- que ofrecen la posibilidad de clasificar individualmente a las personas ofreciéndolas dietas alimentarias personalizadas y efectivas para mejorar la salud.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + Trece =