El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este jueves la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre. El paro bajó en el segundo trimestre en 340.700 personas y se sitúa en 3.914.300, lo que deja la tasa de paro en el 17,22%, 1,53 puntos menos que en el trimestre anterior. Se trata del mejor dato de descenso del desempleo en un segundo trimestre de la serie histórica.

En el primer trimestre, la ocupación cayó en 68.000 personas y el paro aumentó en 17.200, hasta las 4.255.000 personas. En el segundo trimestre de 2017 en cambio se crearon 375.000 empleos (+2%), por encima de los 271.400 creados en el segundo trimestre de 2016, pero por debajo de los segundos trimestres de 2014 y 2015, cuando se generaron más de 400.000 empleos. La tasa de empleo se situó en el 48,7%, casi 1,2 puntos más.

En 2016 el número de ocupados se incrementó en 271.400 personas respecto al trimestre anterior y dejó la cifra total en 18.301.000 ocupados.

El dato global de parados, por su parte, bajó entre abril y junio en 216.700 personas y se sitúa en 4.574.700 parados.

Para UGT El empleo que se crea es temporal, de baja calidad y de bajos salarios y considera que es preciso aumentar las oportunidades de empleo de desempleados mayores de 50 años y recuperar, para los jóvenes, el contrato relevo.

Para el sindicato la EPA del segundo trimestre del año demuestra que la creación de empleo en España viene de la mano de un empleo temporal, de escasa calidad y bajos salarios.  Los empleos que se generan son estacionales y precarios. Sigue enquistada la alta temporalidad (la tasa de temporalidad crece hasta alcanzar al 26,8% de los asalariados y ascienden otras formas de subempleo).

Los datos aportados por UGT indican que el 58 de cada 100 ocupados a tiempo parcial, desearía trabajar a jornada completa. Una situación que afecta especialmente a las mujeres, cuya tasa de parcialidad asciende al 24,7%, frente al 7,4% de los hombres.

Persiste la precariedad en el desempleo, con una extensión del paro de larga duración (cerca de 1,6 millones de desempleados llevan buscando empleo 2 años o más), casi 1.277.600 de hogares con todos sus miembros en paro, una tasa de cobertura en mínimos históricos que no logra remontar (54%) y unas políticas de empleo que no son efectivas a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas, en especial de los parados de larga duración.

UGT considera “que las políticas de empleo deben enfocarse a la mejora de las oportunidades de empleo, con medidas como las propuestas por el sindicato en la mesa de negociación del plan de choque por el empleo, destinadas a las personas desempleadas de larga duración, con iniciativas concretas para los mayores de 50 años (el 70% de los desempleados de esta edad lleva más de un año buscando empleo), así como con acciones efectivas en el marco del Plan de Garantía Juvenil (necesarias para atajar la tasa de paro de los jóvenes menores de 25 años que llega al 39,5%), como la recuperación y el impulso de un nuevo contrato relevo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 14 =