En el espíritu y las resoluciones del pasado 39 Congreso Federal del Psoe está la transparencia y la profundización en la democracia interna. Parece algo obvio, y, de hecho, cualquiera se preguntaría, ¿es que antes no había transparencia y democracia interna? Sí, y no.

Había, y hay, comunicación interna, información de arriba abajo, sin interpelación o debate. También existe la posibilidad de dirigirse, de manera atropellada, al Secretario General del partido en la comunidad autónoma correspondiente, en este caso la de Murcia, por carta, o por la calle, o “de refilón” en un mitin.

Los militantes estamos informados de “lo que nos cuenta el partido”, o de lo que conocemos por los medios de comunicación, lo cual tiene muchas veces mayor calado, veracidad y precisión que la información suministrada por aquél. Efectivamente, la transparencia es algo más que la mera publicación de datos. Es algo más que el relato sesgado de una actividad parlamentaria o municipal. La transparencia se parece más al concepto “dar explicaciones” que al de relatar, o mostrar.

El Nuevo Psoe que está naciendo en España, y concretamente en la región de Murcia, el Nuevo PSRM, debe afrontar sin dilación el reto de profundizar en la transparencia y el aumento de la democracia interna por la vía de la rendición de cuentas. No es suficiente con comunicar en un correo electrónico, o publicar en una página web el conjunto de actividades que se han hecho, sin que sepamos si esto es exacto, por qué se ha hecho, cómo se ha hecho, para qué se ha hecho, qué dificultades ha habido, cuál es la estrategia, cuáles las expectativas, y, sobre todo, con qué consecuencias y resultados. Entenderemos que esto requiere más información, veraz y puntual, requiere interpelación, requiere debate, y requiere tiempo.

Resulta imprescindible, por tanto, que el Secretario/a General, o el Secretario/a de Organización, rindan cuentas en las agrupaciones ante la militancia soberana, se sometan a sus cuestiones, expliquen pormenorizadamente y sin tapujos todas y cada una de sus actuaciones, se escuchen las propuestas, quejas, sugerencias y demás de los compañeros y compañeras, y se tome buena nota de ello.

La región de Murcia es muy grande, y hay muchas casas del pueblo. Sin embargo, esto no debe ser un obstáculo para que se produzca, al menos una vez al año, dicha rendición de cuentas. Es perfectamente posible establecer una división virtual de la región de Murcia en áreas, de manera que sea posible visitar un área cada mes, y de manera cíclica un punto de ese área cada año; así, por ejemplo, si establecemos como un área una zona que incluya Totana, Lorca y Puerto Lumbreras, podría hacerse un encuentro con la militancia en Totana, un año, al año siguiente en Lorca, y al año siguiente en Puerto Lumbreras, estando invitada a la participación toda la militancia del área, suponiendo, al tiempo que una rendición de cuentas, una jornada de convivencia socialista que serviría para cohesionarnos, conocernos mejor, ayudarnos y solidarizarnos con las distintas problemáticas de nuestros vecinos.

Las casas del pueblo son eso, la casa de todos los ciudadanos que quieran participar y comprometerse con la solución de los problemas de todos; por eso, a estas jornadas de convivencia deben estar invitadas todas aquellas personas que quieran pasar una jornada con nosotros, ante las cuales el partido también debe rendir cuentas, a las cuales hay que escuchar, y cuyos problemas hay que resolver.

No hay excusas para el fracaso, sólo maneras distintas de alcanzar el éxito. Si queremos conquistar la confianza de la ciudadanía, si queremos generar ilusión entre la población, debemos abrirnos a la sociedad y extender nuestro modelo participativo a toda ella. Es un deber, y los deberes hay que cumplirlos.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + Ocho =