El Consejo de Ministros aprueba un crédito extraordinario de 10.192 millones de euros que el Estado transferirá a la Seguridad Social para poder hacer frente a las dos pagas extra de las pensiones de este año.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha confirmado al término del Consejo de Ministros que para pagar la extra de verano se tomarán 5.986 millones del préstamo del Estado y otros 3.514 millones del fondo de reserva —la denominada “hucha de las pensiones”. Con este nuevo hachazo, este fondo de reserva se reduce a 11.602,16 millones, equivalentes al 1,04 % del PIB, con un valor de mercado estimado de 11.677 millones de euros.

El préstamo del Estado venía contemplado en la disposición adicional novena de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 y se concede sin devengar intereses y con un plazo máximo de cancelación de 10 años a partir de 2018.

La Tesorería General de la Seguridad Social afronta en estas fechas un gran desembolso: la nómina de las pensiones, la paga extra de verano y el IRPF de las pensiones sujetas a este impuesto, obligaciones que, según Empleo, en esta ocasión alcanzan los 17.218 millones de euros.

Para satisfacerlas, la Seguridad Social dispondrá de 9.500 millones de recursos adicionales, de los que 5.986 millones proceden del préstamo del Estado y 3.514 millones del vencimiento de activos y de cupones del Fondo de Reserva.

Báñez ha recordado que la concesión de créditos a la Seguridad Social para garantizar el equilibrio presupuestario no es una novedad, ya que las leyes presupuestarias entre 1994-1999 ya incluían cláusulas similares.

“Se ha optado por combinar dos instrumentos financiadores para garantizar el pago puntual y completo de las pagas“, ha dicho Báñez, que ha añadido que el Gobierno tiene que buscar los mecanismos para sufragar las necesidades del sistema, mientras el empleo por sí solo no sea suficiente para cubrirlas.

Además, el Gobierno sacará 3.514 millones de euros del Fondo de Reserva para completar la paga de verano, lo que significa que la hucha de las pensiones se reducirá hasta los 11.602 millones de euros (en precio de adquisición). De este modo, en la primera mitad del año el Gobierno habrá retirado el 23% del dinero que quedaba a final de año. Los 11.602 millones de euros que quedan ahora en la ‘hucha’ serían suficientes para pagar la extra de diciembre a los pensionistas dado el ritmo actual de las cotizaciones, aunque lo más probable es que el Gobierno no utilice todo este dinero y aproveche el crédito concedido por el Estado a la Seguridad Social para así no vaciar el Fondo de Reserva.

Como señala el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, “la utilización de parte del préstamo habilitado por los PGE y aprobado hoy tiene como fin mantener las reservas del Fondo sin tener que desinvertir activos”. Sin embargo, el efecto neto sobre la Seguridad Social es el mismo, ya que en vez de reducir sus activos, eleva sus pasivos, ya que contraer una deuda con el Estado. El resultado, en términos de endeudamiento neto, es idéntico.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − siete =