Mucho se ha hablado los últimos días acerca del nuevo estadio del Atlético de Madrid, su nombre y toda la simbología y el marketing que se avecina para la inauguración de esta nueva etapa en la historia del club del Manzanares.

Desde el club el mensaje es claro. Un mensaje de progreso, de avance, y una nueva etapa que se espera sea de gran éxito deportivo e institucional. Se da un poco de lado toda la polémica generada en cuanto al componente sentimental del nombre del estadio y el cambio del escudo y se intenta motivar al aficionado para que dirija su mirada hacia delante.

Schlaich Bergermann Partner es, probablemente, uno de los referentes mundiales en arquitectura de estadios, y más concretamente vanguardistas en cuanto al diseño de cubiertas, siendo los responsables de muchas de las mismas en algunos de los últimos grandes estadios construidos, como el Nuevo Maracaná brasileño o el Nacional de Bucarest rumano.

En una entrevista concedida para la web oficial del club rojilanco, Mike Schlaich, socio director de la firma alemana, habla de cómo será la cubierta del Wanda Metropolitano, cuya construcción y colocación comenzará a principios del nuevo año, una vez sentadas las bases y soportes por el estudio de arquitectos Cruz y Ortiz, encargados del diseño y construcción del nuevo estadio colchonero.

Concretamente, Shlaich comentó que: “Estamos utilizando ingeniería de altísimo nivel para conseguir no solo la más completa funcionalidad sino un diseño único y espectacular. Algo que pretende, con los años, convertirse en algo icónico en la identidad del club. La geometría interna de la cubierta será muy bonita”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 13 =