Un nuevo ciberataque amenaza al mundo y muy especialmente a las grandes empresas. El ransomware es un ataque en el que los perpetradores piden dinero a cambio de liberar el acceso a los sistemas.

El virus ha afectado de momento a sistemas operativos en Rusia, Reino Unido, Holanda, Dinamarca, India, Francia, España y Noruega.

Las primeras indicaciones del ataque llegaron de Ucrania, donde ministerios, la distribuidora estatal de electricidad, Ukrenergo, y el principal aeropuerto de la capital, Kiev, reportaron fallos informáticas.

Varias empresas e instituciones europeas, incluyendo la naviera danesa Maersk, la petrolera rusa Rosneft y la firma británica de publicidad WPP,han sido víctimas de un ciberataque masivo protagonizado por el virus Petya variante de Wannacry ,  el anterior ataque de estas características del pasado mes de mayo.

El ataque empezó en Ucrania, el país más perjudicado, donde ha alterado el funcionamiento normal de bancos y aeropuertos. En las pantallas de los ordenadores aparece un mensaje extorsionador en el que se exige un rescate de 300 dólares en bitcoins para que el usuario pueda volver a acceder a su dispositivo.

“Si ves este texto, entonces ya no tienes acceso a tus archivos, ya que han sido cifrados. Tal vez estás ocupado buscando una manera de recuperar tus archivos, pero no pierdas el tiempo. Nadie puede recuperar sus archivos sin nuestro servicio de descifrado”, reza el mensaje.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 1 =