Esta vez ha sido una mujer de 23 años, una mujer que empezaba a vivir y la persona que presuntamente la amaba la ha asesinado. El cadáver fue encontrado en el maletero de un coche en la localidad de Telde, en Gran Canaria.

El asesinato se produjo cuando el autor confeso estranguló a la mujer en la entrada de unos invernaderos. Tras perpetrar el crimen el hombre se dirigió a su domicilio donde le contó lo ocurrido a su madre quien le convenció de que acudiera a la Policía a confesar lo ocurrido. En la comisaría de Policía confesó el asesinato e indicó a los agentes la localización del coche donde la había dejado.

Todo parece indicar que la mujer asesinada quería dar por finalizada la relación que mantenían y por esta razón se produjo una discusión.

El tiempo pasa, las mujeres siguen siendo asesinadas y, por mucho esfuerzo se dice que se está haciendo, nadie parece tener la voluntad de poner los recursos necesarios para frenar esta lacra. Las autoridades públicas deben poner todos los recursos que hagan falta para terminar con la forma más dolorosa de la desigualdad. No se pueden permitir más atentados de terrorismo machista y la responsabilidad está en quienes no encuentran soluciones que funcionen.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × tres =