Convocados por la ANC y Òmnium Cultural, los concentrados piden libertad para los altos cargos del Gobierno Catalán detenidos el miércoles por la Guardia Civil por su vinculación con los preparativos del 1-O.

Los altos cargos que todavía están detenidos no están en el TSJC, sino en varios cuarteles de la Guardia Civil, pero se ha elegido este escenario para la concentración por su simbolismo y porque el caso lo está llevando el Juzgado 13 de Barcelona.

Mientras, siguen llegando guardias civiles y policía nacional, se calcula que más de milagentes han llegado ya a Cataluña y que en las próximas horas podrían llegar a 5.000.

Por su parte, Los estibadores de Barcelona, asociados en la Organización de Estibadores Portuarios de Barcelona (OEPB), han acordado este jueves en asamblea no dar servicio a los dos grandes barcos que la Policía Nacional tiene atracados en el puerto de Barcelona. La decisión, según fuentes de los trabajadores, ha sido unánime, y afecta a los navíos Rhapsody, un barco comercial que está atracado desde ayer en el muelle de Levante, y a otra embarcación comercial atracada en el muelle España, que llegó por la tarde.

Los estibadores consideran que los cruceros son “barcos de la represión” y han tomado la decisión “en defensa de los derechos civiles”. La asamblea se ha reunido a las siete de la mañana para tomar una posición en relación con los registros efectuados ayer en las sedes de la Generalitat, en busca de material del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional. “Se están vulnerando muchos derechos civiles, y como estibadores estamos afectados”, ha explicado Gabriel Jiménez, miembro de la OEPB.

Media hora antes, había comenzado también otra protesta estudiantil en la capital condal en favor de los independentistas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 1 =