Finalmente el Senado ha aprobado la Ley de Autónomos. Tras la unanimidad en el Congreso, el Senado la ha ratificado.

A pesar de la avenencia de todos los grupos políticos con esta Ley, es cierto que muchas de las propuestas planteadas que daban respuesta a demandas históricas de este colectivo se han quedado en el tintero, expectativas frustradas al analizar los cambios poco sustantivos que se limitan prácticamente a cuestiones de recaudación, cuotas y Seguridad Social.

La necesaria revisión del RETA, que garantice unos derechos equiparables al RGSS que permita al trabajador autónomo desarrollar su actividad con calidad y seguridad ante situaciones de crisis, es todavía asignatura pendiente.

¿De qué le sirve a un autónomo la extensión de la tarifa plana o poder desgravar las comidas en el IRPF si no tiene acceso a la financiación suficiente para poner en marcha su negocio o para para sacarlo adelante?.

¿De qué le sirve a un autónomo poder darse de alta tres veces al año si en ninguna de las tres ocasiones le va a ayudar nadie a cobrar las facturas pendientes de Ayuntamientos o ante acreedores privados?.

¿De qué le sirve al autónomo la reducción en los recargos por ingreso fuera de plazo cuando se le niega aquello que reclama, que es la cotización por ingresos reales o la cotización por el trabajo a tiempo parcial?.

Con la aprobación definitiva de la Ley de Autónomos no se dan soluciones a cuestiones esenciales como la Jubilación, la simplificación de la burocracia, el acceso a la obra pública, el trabajo a tiempo parcial, el relevo generacional, los falsos autónomos y TRADES, la cotización según sus ingresos reales -incluida la exención si un autónomo no llega al salario mínimo-, la renegociación de sus deudas con la Seguridad Social o, la protección por cese de actividad.

A pesar de las expectativas generadas con esta norma, sigue pareciendo que el RETA es algo ajeno a la realidad laboral y se toca sólo en la superficie, sin reparar en que estamos hablando de 3,2 millones de trabajadores que representan una parte importante de la actividad económica y del tejido empresarial a su vez de este país.

El Partido Popular, sigue empecinado en potenciar el emprendimiento como vía de empleo trasladando a los ciudadanos uno de los problemas de más magnitud que sufre la sociedad española: El paro; demostrando así la incapacidad absoluta de generar empleo de calidad, sólo una batería de medidas estéticas poco efectivas que en nada cambia la situación precaria de los trabajadores por cuenta ajena ni la de los Autónomos, siendo ésta en su mayoría de absoluta precariedad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Me gustaría saber si entro en los beneficios de la nueva ley de autónomos si me doy de alta ya o debería esperar hasta enero de 2018?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 16 =