Malos tiempos para los profesionales de la Sanidad privada, que ayer se concentraban en Madrid como aviso a navegantes de una huelga general si la patronal no atiende a sus reivindicaciones.

Más de medio millar de trabajadores de la Sanidad Privada madrileña se han concentrado ante las puertas de tres hospitales de referencia para denunciar “la pasividad de la patronal del sector a la hora de negociar el Convenio Colectivo”.

Llevamos dos años intentando negociar un nuevo Convenio Colectivo, explica Juan Antonio Hervás Izquierdo, secretario autonómico para la Sanidad Privada de SATSE Madrid, y más que ver avances lo que vemos es que desde la patronal están actuando con irresponsabilidad ya que parecen no querer tener en cuenta las graves consecuencias que tendría una huelga indefinida”.

Desde SATSE Madrid, que está actuando de forma conjunta con los otros dos sindicatos presentes en la mesa –CCOO y UGT–, se viene denunciando, de forma reiterada, las propuestas inadmisibles que se hacen desde la patronal del sector: Proponen una subida del 1,3% anual cuando el IPC está por encima y llevamos cinco años con las retribuciones congeladas.

Juan Antonio Hervás explica que SATSE Madrid no quiere la huelga “pero no nos dejan otra salida. Llevamos años intentando negociar un nuevo Convenio Colectivo y las propuestas que recibimos son inadmisibles. Si hay que hacerla, afirma tajante, la haremos. Los trabajadores, y sus representantes, queremos negociar. Los que no quieren hacerlo son los representantes de la patronal”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa mujer empresaria toma protagonismo
Artículo siguienteFacua exige a Perlan la retirada de anuncios machistas
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × cinco =