En Noviercas, un pequeño pueblo casi bucólico de 155 habitantes, en la provincia de Soria, la Sociedad Limitada Valle de Odieta, con el apoyo del actual gobierno del Partido Popular de la comunidad de Castilla y León, proyecta la construcción de una macro-granja de 20.000 vacas lecheras en la línea de las grandes explotaciones ganaderas que pueden encontrarse en Estados Unidos.

Este “monstruo lácteo”, como lo consideran los ganaderos tradicionales de la zona, puede tener un impacto “brutal” en la economía del sector y el medioambiente de la zona: la explotación produciría tal cantidad de residuos orgánicos en forma de purines y estiércol (se estiman que 368.000 toneladas, lo mismo que 4,4 millones de personas) que “plantea riesgos de vertidos y fugas” y “los cauces, el agua potable, la salud pública, la fauna y otras actividades económicas como el turismo pueden verse gravemente afectadas“, según declara la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). Es decir, lo que antaño era fuente tradicional de abono para los suelos, hoy, se puede ser un grave problema de gestión para la explotación y un foco de contaminación para el entorno.

A lo dicho, hay que añadir, la emisión masiva de contaminantes a la atmósfera, muchos de ellos de efecto invernadero (metano, dióxido de carbono, etc.), sin olvidar los peligros sanitarios asociados a una concentración tan elevada de animales y también el desmesurado consumo de agua (entre 4 y 6,5 millones de litros de agua al día) que superaría el consumo total de los 39.000 habitantes de la ciudad de Soria por poner un ejemplo. Está previsto, incluso, que si la captación y los sondeos no dan los resultados esperados para el suministro de la macro-granja, se alargaría la conexión del Cylog de Almenar para tener acceso directo al agua del río Duero.

La explotación ocupará 900 hectáreas, 598 pertenecientes a 93 propietarios particulares y 280 de titularidad pública, lo cual equivale a la quinta parte del terreno cultivable de Noviercas, que se pagarán a 5000 € la hectárea -3000 aportados por la empresa y 2000 por el Ayuntamiento de Noviercas. Además de 30.000 hectáreas de regadío para cultivar forraje: se necesitan 600.000 kilos diarios.

Además, esta granja gigantesca destruiría 726 empleos y 432 explotaciones familiares en zonas rurales. Si a esto le añadimos las consideraciones éticas sobre las condiciones de vida que tendrán los animales en esta macro-granja, que sigue las pautas ya estudiadas en las que las empresas han sustituido a las granjas familiares; la búsqueda de beneficios ha sustituido a los valores relacionados con el cuidado de los animales; y los métodos industriales del mundo empresarial han sustituido a los métodos de explotación agrícola tradicionales; lo que ha tenido consecuencias espantosas sobre el bienestar animal. Como señala Danny Penman (1966) en The price of meat (El precio de la carne) «ya se trate de gallinas criadas en batería o de cerdos en establos compartimentados, todos los animales sufren la misma angustia que llevaría a muchos seres humanos al suicidio». O La Humane Farming Association (Asociación para la producción animal sin crueldad) que habla de industrias agropecuarias en las que los animales llevan una vida «marcada por profundas privaciones, estrés y enfermedades».

La COAG, que defiende un modelo social agrario que genere riqueza económica y bienestar para los trabajadores del campo, ha redactado un informe junto con Amigos de la Tierra, en el que sus servicios técnicos han señalado los efectos perjudiciales que tendrá tanto para el sector lácteo español como para las zonas rurales de Castilla y León. Ambas organizaciones ya han cerrado reuniones con miembros del Congreso de los Diputados para presentarles las conclusiones de su informe técnico y esperan que el Congreso muestre su “rechazo” al proyecto. Además, acudirán a Bruselas para presentar su informe a un grupo de eurodiputados. Su campaña #EstagranjaNOeslaleche es el último intento para frenar la macro-granja más grande de Europa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¿Por qué Le Pen ganará las próximas elecciones en Francia?
Artículo siguienteMujeres y escuela
Vinculado desde muy joven a la CNT y a diversos movimientos de izquierda, es militante de Los Verdes desde finales del siglo pasado. Ha sido concejal en Dénia, Presidente de Los Verdes del País Valenciano y, actualmente, Presidente de la Federación de Los Verdes. Filólogo y escritor, ha ejercido su magisterio en diversas escuelas e institutos del País Valenciano y de Cataluña, así como también en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en el Instituto de Ciencias de la Educación de las Universidades de València y Alacant. Ha sido Inspector Educativo y Director Territorial de Cultura en Alacant. Premio XXV d’Abril en Benissa con un libro de cuentos, Premio Educación y Sociedad del Ministerio de Educación por su libro de texto A debat, ha publicado una treintena larga de libros de texto para la enseñanza del valenciano, libros de cocina tradicional valenciana e innumerables colaboraciones periodísticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =