Después de la situación de ineptitud política que están demostrando estos últimos días quería dar mi opinión de lo que estamos viviendo en Cataluña. Desde otro punto de vista, se habla mucho de mayorías silenciosas, estas que deben coger un autobús o el Ave para manifestarse en un territorio lejano a su origen. Básicamente yo les llamo turismo reivindicativo.

¿Alguien se acuerda de que los anarquistas estamos aún aquí?

Recordad el importante papel de los anarcosindicalistas ya desde la época de la Primera República (1873-1874) las organizaciones influidas por el anarquismo eran las más relevantes del país. Esta influencia se repetiría entre 1918 y 1919, la Confederación Nacional del Trabajo, los anarcosindicalistas lograron despuntar y agrupar a cientos de miles de trabajadores.

En esta crisis política han vuelto a demostrar la unidad obrera con el sindicato de estibadores y portuarios, que no debemos olvidar y agradecer su gran sentido de protección hacia el pueblo, denunciando la llegada del barco supremacista C-star y en el papel de no suministrar a unos barcos enviados por el Gobierno de España para reprimir al pueblo catalán el día 1 de octubre.

Durante la Segunda República y la Guerra Civil de 1936 el anarquismo vivió sus años más importantes, destacando su participación en la llamada Revolución Social Española de 1936, que tuvo lugar después del golpe de estado del ejército español. Esta revolución social ha sido uno de los pocos episodios históricos en la que las ideas anarquistas de organización social se han llevado a la práctica a gran escala en el mundo. En el año 1977, durante la transición, el anarquismo volvería brevemente a ser una opción política, cultural y social del pueblo obrero español. Por lo que no debemos olvidar que llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones , donde no hay cabida al fascismo ni las actitudes capitalistas llenas de corrupción de los dos gobiernos tanto el estatal como el autonómico catalán.

No debemos olvidar que en un Gobierno de la República nos intentaron exterminar, recordando lo sucedido en Casa Viejas el 10 y 12 de Enero de 1933, en la provincia de Cádiz o en Barcelona en el Mayo del 1937 donde se causaron 147 bajas en los bandos anarquistas, 46 en el bando comunista, y 9 colaterales. Por lo que apostar por una República tampoco la vemos como una opción, hoy por hoy seguimos apostando por la abolición del Estado actual tal como lo conocemos, construyendo un mundo internacionalista, cooperativista y solidario.

Los sindicatos alternativos seguimos vivos combatientes y organizados, y en la situación actual queremos recordar que no vamos a tolerar la ineptitud de estos gobernantes que nos están llevando al abismo con una revolución burguesa, digo revolución burguesa, ya que muchos de la clase obrera aún seguimos expectantes observando como pasean banderas patriotas, donde ponen por delante unos colores nacionalistas por encima de los derechos más fundamentales como es la autodeterminación de un pueblo, en eso quiero recalcar que todos los pueblos del mundo tienen derecho a decidir su propio futuro sea el pueblo Mapuche o el Catalán. No debemos olvidar que en Barcelona el 8 de octubre de 2017 invadieron las calles hordas de fascistas de carácter violento, con simbología preconstitucional en las banderas y esvásticas tatuadas, los medios de información españoles reviviendo la censura, manipulando cifras de asistentes y escondiendo imágenes de constitucionalidad reprobada. El pueblo europeo observando como la ideología neofascista invade las calles de una de las capitales más grandes y modernas de Europa. Esto no es la unidad de España, la unidad es el pueblo obrero, combativo y libre, respetando a todos y cada uno de ellos y como anarquista se me llena el corazón de tristeza al ver como los políticos de este país dan soporte a la represión de un pueblo.

En esto, apelo al diálogo por ambas partes ya que nosotros seguimos vivos y no toleraremos la pérdida de ningún derecho que con huelgas luchamos, que con huelgas ganamos, y nos costó sangre de muchos hermanos, no queremos repetir la historia, queremos seguir luchando por nuestro pueblo pero no de esta forma, estamos retrocediendo al régimen del 78, un régimen que ya conocemos y no olvidamos y seremos consecuentes, son 40 años de transición que hay que poner fin, ahora es el momento.

¡TENEMOS MEMORIA NO OLVIDAMOS!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorDel sismo al olvido
Artículo siguiente¿Golpe de Estado?
Nacido el 10 de octubre de 1981 en Valls, ciudad kilómetro 0 del mundo Casteller, tierra de Calçots y su #Vallsstyle. Actualmente secretario permanente de organización de la Federación Intercomarcal de CGT Tarragona, de oficio electromecánico en sector de química-farma, colaborando como independiente en la formación municipalista Compromis por Valls como miembro representante en el Pius Hospital de Valls. Defendiendo una sanidad pública y universal.

2 Comentarios

  1. Desde mi cómoda mi poltrona ideológica del partido comunista, yo veía con lástima a los anarquistas, ayer poderosos y hoy en día arrumbados en oscuras bibliotecas con textos envejecidos, hoy veo a los comunistas argentinos más o menos dando la misma lástima que antes daban los anarquistas. Como dice nuestro poema nacional el Martín Fierro ” La pu…cha que trae lecciones / el tiempo con sus mudanzas”. ¡Salud compañero anarquista! Salud y República Proletaria. Un fuerte abrazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + diecisiete =