Hablemos sin pelos en la lengua.

A nadie le gusta estar calvo, ni siquiera a los calvos, por mucho que éstos vayan por ahí con la testosterona por las nubes. Pues mentira. Todos queremos tener pelo y cuanto más, mejor. El problema es que normalmente no podemos echarle la culpa de nuestra calvicie a una enfermedad concreta, sino a la llamada “alopecia de patrón masculino” o alopecia común, que es la que deja monda y lironda la cabeza del varón, debido a la herencia genética, la presencia de hormonas masculinas en la sangre o la vejez. A los 60 años, todos calvos.

Causas de la caída del pelo

Por fortuna, no todas las calvicies se deben a patrones hereditarios, alopecias androgénicas o a la avanzada edad, sino a causas que pueden ser tratadas con éxito como el estrés físico o emocional, una cirugía importante, un parto, una infección seria, un cambio hormonal, una fiebre alta, una enfermedad médica (como el lupus, la sífilis, la tiroides), un problema nutricional serio, una anemia, la alopecia areata, la alopecia traumática, los efectos de algunos fármacos (el retinoides, las pastillas anticonceptivas, los betabloqueadores, bloqueadores de los canales del calcio, ciertos antidepresivos, el AINE –entre ellos, ibuprofeno–).

Más causas

-Quemaduras.

-Uso excesivo de champú y secador.

-Hábitos nerviosos como arrancarse el cabello continuamente o frotarse el cuero cabelludo.

-Radioterapia.

-Tiña de la cabeza (tiña del cuero cabelludo).

-Tumor del ovario o de las glándulas suprarrenales.

-Peinados que ponen demasiada tensión en los folículos del cabello.

¿Me estoy quedando calvo o es una obsesión mía?

Lo primero que has de hacer es tranquilizarte. A veces la obsesión por quedarnos calvos puede retroalimentar la caída de cabello. No olvides que el estrés emocional es un factor de riesgo de la alopecia. Lo segundo que debes hacer es observar el cabello que se te cae a diario en el lavabo. Es normal que a diario unos 100 cabellos sean reemplazados por otros. Sólo si esa cantidad es superada ampliamente deberías preocuparte y acudir a un especialista.

¿Hay trucos caseros para prevenir la caída?

Caso de no padecer la calvicie común o alopecia androgénica, cuya caída de cabello es irreversible, claro que los hay, y muchos. Toma nota:

1.- Lava tu cabello con regularidad. No más de una vez al día. Se recomiendan champús suaves. No hagas caso de los champús anticaída o de los vitaminados. Los primeros, porque no está demostrada científicamente su eficacia. Los segundos, porque la vitamina sobre el cabello no tiene ningún efecto. Tómala mejor con los alimentos.

2.- Evita los secadores, tintados, permanentados, las gominas y fijadores fuertes.

3.- Peina tu cabello con suavidad. Escapa de los peinados demasiado tirantes. El peine debe ser de dientes anchos y separados. No utilices cepillos metálicos o de mala calidad.

4.- Huye de las exposiciones prolongadas al sol, sobre todo en verano. Toma Biotina (se encuentra abundantemente en la levadura de cerveza, el hígado y los huevos cocinado) y hierro (carnes, pescado, huevos, legumbres y espinacas. Toma mucha vitamina C para una mayor absorción de este hierro).

5.- Bienestar físico y emocional. Huye del estrés y las obsesiones.

6.- Alimentación equilibrada. Rica en frutas y verduras.

¿Cuándo he de contactar con un especialista? 

Cuando se presenten algunas de las siguientes señales:

–Pérdida de pelo atípica o extraordinaria.

–Caída rápida o prematura (en la adolescencia o entre los 20 y 30 años de edad).

–Dolor o urticaria en la región pilosa.

–Cuero cabelludo irritado, escamoso o con algún tipo de peculiaridad extraña.

–Acné, vello facial o irregularidades en tu menstruación.

–Calvicie de perfil masculino, siendo mujer.

–Roeduras o calvas en la barba o cejas.

–Aumento de peso o debilidad muscular, inadaptación a las bajas temperaturas o fatiga.

–Infección de la región capilar.

¿Y si padezco de calvicie común o alopecia androgénica?

Tampoco tendrías por qué olvidar lo que vale un peine, ya que tiene tratamiento: el minoxidil 5% (loción), la finasterida (tratamiento oral y de uso es permanente) y el trasplante capilar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =