Sin lugar a dudas España vive un momento histórico de cambios, un tiempo de desafíos y retos como consecuencia de profundas transformaciones en una epidermis social moldeada tanto por la profunda crisis económica, social y política como por la incorporación a la toma de decisiones de una nueva generación de ciudadanos y ciudadanas que buscan reivindicar desde su acción cambios para la mejora de su presente inmediato y su futuro.  De aquí surge ese postmodernismo de la  denominada “ auténtica izquierda” al que algunos parecen abonados  y en donde el carnet “progresista” sólo es dado por los círculos morados a quien demuestre pureza de sangre en una carrera tramposa y endiablada en donde incluso el PSOE en algún lugar y momento ha parecido caer, olvidando la raíz real del problema, no sólo de su problema como partido político reflejado en una pérdida de votos absoluta en todos los territorios  sino también en el problema de índole territorial y de cohesión en el que España se encuentra, un reto este en donde el PSOE como partido de estado y de gobierno debe estar como lo estará a la altura de esta cita con la historia, en donde la responsabilidad siempre como antaño debe imperar por encima de cualquier otro interés partidista.

Esa es y no otra la seña de identidad de un partido centenario que hoy debe de dejar atrás la provocación y el insulto de quienes disfrazados de nuevos ”progres” no vienen más que a utilizar por un lado los elementos de la desesperación de la clase obrera ante una crisis económica brutal y por otro la rebeldía juvenil de quienes se incorporan a la ciudadanía plena con la ilusión de querer cambiar su realidad dejándose llevar por las soflamas marketinianas de un partido como PODEMOS que ha demostrado eso sí que controla y sabe como fijar el foco mediático en sus argumentarios, aún cuando estos adolezcan de esa mezcla de medias verdades que a la postre son aún más peligrosas que la peor de las mentiras.

Y es que , en el circo ibérico en el que se ha convertido este país cada vez más de Berlanga- si es que alguna vez dejo de serlo-  resulta ridículo observar el juego así de los líderes de PODEMOS quienes desde el mensaje de querer un pacto de izquierdas en este país disimulan su deseo profundo de una repetición de  elecciones sabedores que estas les darían un resultado posiblemente más beneficioso para sus siglas , es  en definitiva un no me pactes que no te firmo .

Es curioso así observar como la historia se repite siempre en el tiempo y como la mezcla , el coktail de crisis económica unido al de la desconfianza de la ciudadanía hacía la clase política gobernante en dicho momento  tiene como consecuencia directa la aparición de nuevos líderes personalistas  que son capaces de llevar a un pueblo al peor de los escenarios posibles, eso sí utilizando una magnífica estrategia de comunicación y marketing . ¿les suena? A mi mucho, y me preocupa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. ¿Pero el PSOE con la política de siempre? ¿Escurriendo el bulto y culpando a los demás? Por favor, miraos el ombligo y escuchad al pueblo. No se puede quedar bien con todos. Todo lo que toca el PSOE muere, véase el ejemplo de IU y PA. Quizá ha llegado el momento de que vayan poniendo sus barbas en remojo.

  2. El último párrafo, no solo es lamentable, también es decididamente radical y vergonzoso. Las comparaciones que insinúa desvirtúan la poca sustancia que de por sí tiene el artículo. El artículo no es más que una patética pataleta consecuencia de la no aceptación de la nueva realidad política derivada de las urnas.

  3. La pseudoparrafada no es más que una patética pataleta consecuencia de la no aceptación de la nueva realidad política derivada de las urnas. El último párrafo, no solo es lamentable, también es decididamente radical y vergonzoso. Las comparaciones que insinúa desvirtúan la poca sustancia que de por sí tiene el “articulillo”.

  4. Gracias Javi por tu participación que tiene un tufillo podemita que no se aguanta, no sólo no aportas nada sino que sólo te dedicas a insultar. El artículo es magnífico y brilante recoge lo que esta ocurriendo .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 5 =