Siento una vergüenza viscosa atendiendo a los informativos televisivos que cubren la información sobre el niño asesinado en Almería. Cierro los ojos y me invento el tonillo, y me parece estar oyendo el NO-DO y toda esa logorrea tendenciosa, flojinganga, cursilina y repleta de mala hostia que se gastaban las locuciones supervisadas por el Régimen.

Qué asco me da este ejercicio de… ¿prensa? Lo llaman prensa y no lo es. Yo justifico y entiendo todo lo que quiera decir la madre de la criatura, comprendo lo que el padre propale, pero ¿puede una profesional culta repetir como suyas las letanías demenciales de una persona situada en los límites del sufrimiento? ¿Puede un periodista con una carrera universitaria asumir en propiedad los sentimientos espirituales o lo emocional de alguien al borde del colapso nervioso?

Qué podríamos pedir a la familia más que la aceptación de nuestra empatía, de nuestro afecto más humano. Pero ¿es información respetuosa lo que rodea la retransmisión en vivo de la investigación, del levantamiento del cadáver, de la detención de los presuntos delincuentes, de la autopsia y los detalles mórbidos? Y si no lo es, ¿el criterio consiste sólo en mantener la audiencia azuzada por la alcahuetería más vulgar y descarada?

Qué papelón el de la prensa en estos días… otra vez. Qué vergüenza, repito, qué promoción más ramplona del dolor hecho un espectáculo disfrazado de drama, simpatía, bonhomía y locomía [what the fuck!]…

Debates sin fundamentos de derecho, acusaciones sin pruebas, investigaciones sobre privacidades, reinterpretación de los datos condicionada por cada viraje en tiempo real, demagogia politiquera, generación de corrientes violentas empós del linchamiento… La prensa no es víctima de toda esta mierda que vivimos, es una componente vital del problema, es un problema.

Amada reportera, queridos Tribuletes, ¿sois conscientes de la basura intelectual que estáis ayudando a engendrar? Si fuera sólo en estos episodios, pero no, ahora mismo mientras escribo oigo que algunos periódicos titulan que el Tribunal de Estrasburgo se alía con la extrema izquierda para legalizar las injurias al Rey… ¿esto es opinión u oligofrenia? El fascismo no se construye desde un laboratorio, somos nosotros con un toque de ignorancia, una pizca de ideología, un aroma de fanatismo y una falta absoluta de proyecto acerca de qué pueda ser la felicidad (también conocida como placer), esto es: ¡EL NIHILISMO!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa naranja mecánica y su movimiento transversal
Artículo siguienteLa cárcel, protagonista de la actualidad
Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 4 =