Con una personalidad arrolladora y un liderazgo de Conciencia social, esta abogada en ejercicio desde hace más de dos décadas que da nombre al bufete Zaballos Asesores Jurídicos no se muerde la lengua cuando habla, y lo hace con una claridad cristalina tanto si lamenta la corrupción judicial como si analiza el papel de la mujer en Latinoamérica o el de los sindicatos o la supuesta separación de poderes en las sociedades democráticas. Su bufete de abogados cuenta con un amplio equipo de profesionales a su cargo y ha recibido numerosos reconocimientos, como la Medalla de Oro al mérito profesional otorgada por la Asociación Foro Europa 2001 o el Premio a la Pyme en Femenino Plural otorgado por la Asociación Mujeres para el Diálogo y la Educación en 2011. Forma parte de la organización WomenCEO, fundada en 2011, una asociación sin ánimo de lucro de mujeres empresarias y directivas, profesionales de los más diversos campos y actividades, cuyo objetivo es promover el acceso de las mujeres a los puestos de alta dirección y consejos de administración de las empresas. Su trabajo con las mujeres en Latinoamérica es uno de los que más orgullosa se siente.


¿Cómo vive la mujer en Latinoamérica?

Formo parte de una asociación Women CEO. En México se presentó en febrero de 2015. Había grupos y asociaciones de mujeres de sectores como el de la construcción, con más de 200 mujeres al frente, que se desplazaron para la presentación de la asociación para crear vínculos con ellos. La mujer mexicana es trabajadora, emprendedora y con muchísima capacidad, y está empezando a romper barreras. En México están protestando de una forma más silenciosa y activa que en Europa a través de las redes sociales y los nuevos medios de comunicación. El peor enemigo de la mujer es la propia mujer. Debemos competir pero no rivalizar. Los hombres lo tienen esto más claro. Debemos sentirnos orgullosos de ellas cuando llegan arriba, pero deben tirar del resto para llegar. La mujer mexicana lleva ya esto por delante gracias a la influencia de EEUU. Todo esto de las cuotas les viene dado de Europa y EEUU. Estamos clonando con Woman CEO.

Marisa Yolanda González fue la primera mujer, hace 15 años, presidenta de la Asociación Numismática de México, y se encontró muchos problemas por ser un mundo eminentemente de hombres. La mujer mexicana tiene un espíritu emprendedor y hay que motivarla y darle medios.

¿Elevando el perfil profesional de la mujer mexicana puede resurgir el derecho por la igualdad de la mujer?

Hay una diferencia enorme entre el hombre y la mujer, que los hace diferentes y también compatibles para que todo funcione. El fortalecimiento de la clase media mexicana lo hará mejor la mujer que el hombre, porque se solidariza con el trabajo que tiene un negocio pequeño, trabaja mucho y con una familia a su cargo. El incorporarse al mundo de la política y la economía es un suma y sigue para que salga México de la situación que tiene. La mexicana está sumamente preparada. En México hay un inconveniente: la mujer florero, colocadas como una cara que no aporta nada, pero su marido ostenta algún cargo público importante. Esto me molesta mucho.

El feminismo que trabaja sobre la igualdad y el que trabaja por lo diferencial. Con respecto a esto, ¿dónde se posiciona?

Las feministas son mujeres que quieren un mundo a la inversa. Hasta ahora ha sido dominado por hombres. Dentro de su feminidad deben luchar por ganarse su espacio en un mundo de hombres, no siendo una cuota o un número, sino demostrando que tenemos las mismas capacidades que los hombres, para poder acceder a los puestos de trabajo que ahora solo tienen los hombres. La mujer debe seguir siendo mujer, y el hombre hombre

. La mujer tiene que abrirse su hueco en este mundo de hombres y que se le dé, o conquistar el reconocimiento con todos sus derechos y todas sus obligaciones. La ley de cuotas es lamentable. Pero si no acudimos a esta imposición sería imposible porque las mujeres somos tan válidas como los hombres. Nos queda mucha tarea por hacer. Podemos estar al mismo nivel que el hombre sumando, no rivalizando.

Como profesional del derecho, ¿cuántas varas de medir cree que existen en la justicia?

Tantas como diferentes tipos de personas, de medios… No creo en la justicia después de 27 años ejerciéndola en los tribunales, como simple currante que está al pie del cañón. No creo en la justicia. Siempre digo a mis clientes que cuando tienes un problema vas a los juzgados para ver si tienes suerte y te dan la razón, pero no que la tengas. A muchos culpables los he sacado como inocentes, y a la inversa. La justicia es cara, lenta y, por tanto, mala. Hay tres vértices fundamentales en la sociedad: la sanidad, la educación y la justicia, y hay que cuidarlos todos. Dentro de la justicia son muy tristes las varas de medir existentes, porque depende del sector. La lentitud de la justicia beneficia a las empresas grandes cuando esta juega con la justicia y perjudica a las pequeñas.

¿Por qué es tan difícil la independencia de la justicia?

Hay tres poderes y deben ser totalmente independientes. ¿Por qué es imposible? Es muy sencillo: aquí hay un bipartidismo y este decide quién llega por un lado y quién por otro al Constitucional. ¿Cómo no va a estar politizada y condicionada la justicia? Es una pena que el poder judicial esté manejado por el legislativo y el ejecutivo. Y a esos tres poderes lo maneja también muy bien el cuarto poder: los medios de comunicación. Admiro a los grandes periodistas que tienen el valor de sacar los temas que incomodan a la luz, porque después viene el día después de lo publicado. El periodista implica vocación, no título, y me molesta que los otros tres poderes, sobre todo uno de ellos, manipulen a los medios cuando hay una decisión importante que tomar y desvíen la atención a otras cosas no tan importantes. Magnifican algo que no lo merece para tomar decisiones políticas dejando al margen a gran parte de la sociedad y utilizando como un instrumento a los periodistas para sus propios fines.

Quedan dos asignaturas pendientes en la democracia: controlar la corrupción en el poder judicial y en los medios. Se corrige en el primero y en el segundo, pero en el tercero y el cuarto no sale a la luz esta situación existente. Y después tenemos el quinto poder, el económico, los dictadores privados, los grandes capitales y los intereses económicos que arrastran a esta situación. ¿Qué opina de todo ello?

No solamente creo que es un poder más junto al político, ambos se sustentan mutuamente. Las personas que están en esta franja de poder deben jugar bien las reglas. Mario Conde fue arrollado por el mismo sistema cuando invadió parte del otro sistema, el político, cuando en un principio él pertenecía solo al económico. La corrupción ha existido siempre. Corruptos somos todos. Cuando viene el fontanero pedimos la factura sin IVA si es posible. ¿Qué españolito no ha picado en este nivel de corrupción? Cada uno se mueve en la corrupción al nivel en que se encuentra. Todos tenemos un precio. Antes la corrupción no saltaba porque los medios no eran antes los de ahora, y sobre todo gracias a las nuevas tecnologías y a los periodistas de verdad. Estamos en un momento de crisis en el que sobrevivirá el que tenga más capacidad de adaptación, no el más fuerte. En el periodismo también habrá esta criba. En el mundo judicial, es vergonzosa la corrupción, porque los pactos existen. No podemos taparnos los ojos y no querer verlo. Esa misma limpieza debe darse también en el mundo de la política y en el de la justicia. Yo estoy sufriendo en el juzgado 35 de instrucción de Madrid el capricho de una secretaria y su juez, que de oficio no está cumpliendo con su obligación. El juez me echó de su despacho. Cuando echas al perito judicial por informarle sobre “comentarios”  y no hace nada y no actúa penalmente contra una denuncia, pensamos que está actuando mal.

¿Y qué piensa sobre el papel de la prensa?

Exactamente igual. Me extorsionaron vendiéndome su silencio en una noticia a cambio de 30.000 euros. Hubo un juicio y salieron absueltos.

Desde su experiencia, ¿qué puede contar sobre el trato que la Hacienda pública le da a las pequeñas y medianas empresas?

La pyme es mi vida, sobre todo la micropyme. Llevo 27 años de ejercicio y he llegado al éxito gracias a montones de pequeñísimos empresarios que apostaron por mí y confiaron en mí cuando terminé la carrera. Cuando nos encontramos con la crisis pese a Zapatero, llega otro partido político. El PP lo ha hecho bastante bien pero su forma de comunicar es bastante mala, se venden bastante mal. Lo que no han valorado es el precio tan alto que se ha pagado con ello. La economía siempre es cíclica, sube y baja. El Gobierno necesita recaudar y la forma más sencilla es ir a las empresas pequeñas y medianas, porque las grandes recurren en los tribunales y lo dilatan todo en su beneficio. En España la clase media sí ha sido fuerte desde la Transición hasta ahora. Utilizan el factor miedo y al oír hablar de Hacienda les asusta. Los inspectores, con un bonus como aliciente, se ponen a trabajar. A este grupo de medianos y pequeños empresarios los tienen controlados, es lo fácil. Les hacen inspecciones y les sacan incongruencias absolutas para sancionarlos. Hipotecan incluso sus casas para pagar a Hacienda, por el factor miedo. Esta presión ha sido tan alta que ha asfixiado a la pequeña y mediana empresa. Han sido muy hábiles para hallar el nicho de donde podían sacar dinero, aun a costa de estrangularlo completamente.

¿Con las grandes compañías Hacienda hace lo mismo?

No, con estas se pacta. Se sientan y llegan a un acuerdo.

Volviendo al tema de México, y retomando el asunto de la recuperación de la clase media fuerte y solvente, lo que está contando sobre la pyme, que es la verdadera clase media de cualquier país, en España se está destruyendo con esta asfixia económica. ¿Cierto?

Absolutamente. No se está destruyendo, se ha destruido, el precio pagado es altísimo. Sí, hemos cumplido de cara a Europa, pero hemos dado marcha atrás económicamente muchos años. Ahora se habla de emprendedores. Es una discusión constante, porque verdaderamente habría que titular el asunto así: ¿cómo conseguir que el empresario al que hemos hundido vuelva a emprender de nuevo? Actualmente hay montones de empresarios, pymes y micropymes, que han sido destruidos y se los han llevado por delante y deben volver a empezar. No estamos hablando del emprendedor, sino del que debe resucitar sin ayudas y con muchos lastres. Una de las mayores desgracias que tenemos en este país es que el valor más importante que debemos proteger, el talento, no lo hacemos, y se está marchando. La diferencia entre esta marcha y la de Franco es muy diferente. Con Franco dejaban a sus familias aquí y volvían. Los de ahora se van todos y rehacen sus vidas fuera para siempre. Los mejores se nos han marchado.

Sobre la corrupción, hay dos tipos. Yo no llamaría corrupción a lo que está pasando en este país. Es lo que pasa en Latinoamérica y México, por ejemplo. Te paran para una multa y te extorsionan para que no te la pongan. Esto es corrupción de verdad. Una corrupción viene generada por una necesidad y otra es la que aplican algunos que están ya más que enriquecidos, lo hacen por pura ambición. No nos engañemos: la corrupción ha existido, existe y va a existir, y lamentablemente es lo que engrasa el sistema. Solamente desaparece cuando el profesional tiene el reconocimiento tanto a nivel de la actividad como a nivel económico, cuando está satisfecho. Que no me digan que voy a ser presidente del Gobierno por 80.000 euros que voy a cobrar por tanta responsabilidad.

Usted intervino como letrada en el caso Malaya…

Sí. La primera vez que conocí a Juan Antonio Roca no sabía cómo abordarlo. Y él me contó un chiste sobre él mismo como protagonista del chiste. Me partía de la risa. En esas fechas estaba el asunto del Estatut de Catalunya pero solo se hablaba del picasso en el baño (que no era un picasso…). ¿Por qué no hablamos cuando los políticos desvían la atención en su propio provecho? Somos marionetas en manos de cuatro, que están vinculando los poderes, y las consecuencias las sufrimos todos.

¿Qué opina del caso de los papeles de Panamá?

Seamos sensatos. Todos los españoles que nos movemos en cierto nivel, sabemos quiénes acuden a los paraísos fiscales. Antes no ha saltado porque no interesaba.

¿Estamos ya en una Segunda Transición en España?

No lo es, aunque sí es un cambio de sistema. Eso no se producirá ahora. Pero sí creo que es un cambio absoluto de época y de mentalidad. Hay un montón de jóvenes muy bien preparados. Este perfil de cualificación es imprescindible para salir de la situación en la que estamos. En el momento en que nos encontramos, los buenos políticos se nos han ido. Todos están fuera. En España hay grandes políticos, pero no están ni en las listas de espera para ocupar cargos políticos.

Entonces piensa que en una democracia no puede haber elementos transitorios…

Si estamos en una democracia, precisamente lo que se tiene que producir es una adaptación a las necesidades de cada momento. Si en este momento social se necesita un cambio radical estaremos en el mismo sistema, y este será el que facilite los cambios. La gente joven, en la Transición, era normal que quisiese quitar lo antiguo porque tenían ideas enfrentadas, pero la gente joven que entra ahora busca todo lo contrario: traer aire fresco sin necesidad de quitar lo que estaba pero sí cambiar las cabezas. El aire fresco hay que ponerlo en una cabeza visible, en personas que nos den aliento.

¿Cómo ve el papel de los sindicatos en este momento?

Me parece una vergüenza. Nunca entenderé cómo pueden estar por cuotas que pagan todos los afiliados y con subvenciones que paga el Estado. ¿Cómo puedo estar con la víctima y con el asesino? Yo, abogada de la acusación, no puedo ser abogada de la defensa. ¿Los representantes de los sindicatos están por intereses de los trabajadores o por los suyos particulares?

¿Podría la Fundación Zaballos sustituir la labor que ha ejercido hasta ahora Manos Limpias?

Podría perfectamente. Su presidente, Miguel Bernad, tenía mucho interés en que yo defendiera asuntos de su organización, pero yo me mantuve siempre al margen. Si tuviera ayuda por supuesto que podría sustituir a esta organización.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =