…Que al final caigan derrotados quienes luchan por la dignidad de las personas.

Esa es la realidad de esta isla.

Inma Évora, activista de la PAH, y de la defensa de los animales, se encuentra desde hace 21 días acampada enfrente del cabido de Tenerife, reclamando una mesa de negociación después de haber sido despedida en Cáritas Diocesanas, y de llevar casi un año trabajando para dicha empresa.

Dije por activa y pir pasiva que la contratación de Inma tenía algo por detrás. Y no me equivoqué. He ahí el resultado final.

Ahora toca ver hasta donde se tensa la cuerda.

Curioso es ver que una mujer enfrentada al sistema, encuentre apoyos ,pero no precisamente de asociaciones feministas, como tampoco de partidos políticos, cuya bandera es la igualdad, y ser representantes de las clases más desprotegidas de la sociedad.Y eso, es por algo.

Inma Évora, es la mosca cojonera que nadie quiere en su casa.

No es la primera vez que Inma ha tenido que echarle pulsos al sistema aquí implantado. Y el final ha sido desolador, viendo como perdía las batallas. Pero le honra su incansable ganas de luchar, por mucho que la insulten y la denigren.

No es casualidad, que al final el enfrentamioento los tenga con quienes se creen los dueños de las políticas sociales.Llámese partidos de la izquierda algunos, y derecha camuflada otros.

Pido una reflexión ante un caso en el que además de ser mujer,primer gran problema, es además madre y en situación económica,no precisamente bollante.

¿Quiénes son al final los culpables de lo que está pasando en la sociedad, donde quien defiende los deerechos de las personas resultan ser apartados,pisoteados,precisamente por los que deberían estar a su lado,apoyando y luchando.

Celos,envidias,rencores… Esa sería mi lectura final.

No son más peligrosos los que gobiernan,al final los más dañinos o dañinas, son quienes se encuentran alrededor.

Veintiún días delante de un cabildo que hace oídos sordos,por mucha tienda de campaña que quieran poner. Y unas asociaciones,que sólo por el hecho de solidaridad,deberían estar ahí a su lado.Porque lo de Cáritas es consecuencia, de un pacto con los de siempre, en donde la dignidad no debe de ser una prioridad.

Inma Évora no está sola. Pero no estaría de más el sentirse arropada por asociaciones donde la dignidad y la igualdad se suponen son las protagonistas.

En este país siguen existiendo desahucios,suicidios de los que nadie habla, y secuestrando la dignidad por quienes quieren ver a un pueblo arrodillado.

Dicen que el mayor enemigo de la izquierda, es la propia izquierda. No me cabe la menor duda y yo, lo ratifico.

La duda que se me presenta es si alguien del gobierno de Tenerife o de la oposición, está por la labor de intermediar en este caso.

Si lo hacen, seré la primera en disculparme.Si no lo hacen, dejarán claro que yo, en este caso,sigo sin equivocarme.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 9 =