Ser concejal en el Ayuntamiento de Marinaleda (Sevilla) no es tarea fácil, si emocionante y todo un reto para una socialista luchar por un pueblo ejemplar.

No es fácil llegar a un pueblo, que no es el tuyo y que mi partido, PSOE Andalucía confíe en mí y formes parte de su lista en las elecciones municipales. Para mí un honor, un reto y una enorme satisfacción poder trabajar por mejorar Marinaleda desde el partido en el que milito y en este caso represento.

Sin embargo, nada es más complicado y frustrante el darte cuenta que esa ilusión que se lleva cuando te has puesto por meta servir a un pueblo y dar voz a los ciudadanos se ve trucado por que tu propio partido no te lo está poniendo fácil.

Los acontecimientos acaecidos y que vivimos dentro del partido Socialista desde el pasado 1 de octubre es de una notable división interna. Está claro, no descubro nada nuevo ni nada que no se sepa, que hay compañeros que apoyan a Susana Díaz y los que apoyamos a Pedro Sánchez. En todo caso, desde mi punto de vista todos respetables y dignos de respeto. Aquí no hay enemigos, sólo compañeros con diferentes puntos de vista de la situación planteada.

En mi caso tengo muy claro que las propuestas, visión política y partido del compañero Pedro Sánchez Castejón son las mejores para todos y cuenta con mi apoyo.

Llegados a este momento resulta que defender, sin más, este planteamiento del compañero Pedro lleva parejo en mi tierra el desprecio, la amenaza velada y verbal y además yo concretamente estoy sintiendo desplazada en mi función como concejal de Marinaleda.

Es duro aguantar y aguantar, pero ya las cosas están pasando la línea roja de la dignidad.

No estoy teniendo como concejal ningún respaldo ni apoyo del Partido Socialista Andalucía, nunca tuve mucho, por no decir nada, pero lo de estos últimos meses ya roza lo inasumible: como concejal, como militante y como mujer.

El agua que desborda el vaso, como muchos otros anteriores, ocurrió el pasado viernes 7 de mayo. El señor alcalde de Marinaleda me convoca a pleno entregándome el consiguiente orden del día. Al leerlo observo que en el punto octavo hay tres mociones del Grupo Municipal Socialista. Mociones que desconozco. Desconozco su existencia y por su puesto el origen de las mismas.

Aclaro, por si no se conoce, la situación el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Marinaleda, lo componemos dos compañeros: Mariano Pradas Secretario General PSOEMarinaleda y porta voz y yo.

Como se puede apreciar, una vez más, aunque solo somos dos compañeros nunca preparamos juntos un pleno y si nos vemos pueden ser diez minutos antes del Pleno para proponer los votos a favor o en contra que haya que votar en los puntos que se requiera ese día.

Ese es el único dialogo que mantenemos. Debe de ser que anda apurado.

Hasta ahora las mociones que se presentaban en el ayuntamiento me eran informadas a través de un correo electrónico del PSOE Sevilla puesto que allí eran donde se hacían esas mociones.

Las presentadas en el pleno el día 7 de mayo yo las desconocía. Ante tal situación y llegados ya a una situación insostenible tomé la decisión de no formar parte en la votación. No puedo votar lo que desconozco, ni de lo que una vez más no se me informa.

Esta situación ha sido humillante y muy incómoda, pero no voy a formar parte de algo que desconozco y me ha sido ocultado. ¡por coherencia y dignidad!

Yo defiendo un partido y unos valores que cada vez se aleja más de unos principios que me fueron inculcados desde la cuna, y que no traicionaré jamás!!!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Tu lo que tienes que hacer es irte a podemos si no estás a gusto en el partido, y eso de que defiendes los valores cuéntaselo a otras personas que no te conozcan tu siempre has buscado lo que has buscado.

  2. Lo que tienes que hacer es votar en Primarias Pedro Sánchez que es el que mejor encarna al Partido Socialista de izquierdas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 1 =